¡Arriba el deseo!

¡Arriba el deseo!

Usuarios

 

¿No te apetece? Bueno, si es una vez no pasa nada, pero si eres reincidente habrá que buscar el porqué y poner remedio. Una vida saludable incluye sexo. Experimentar un menor deseo en algún momento es natural, tanto en hombres como en mujeres, pero si se convierte en habitual, es un problema a superar.

A veces está relacionado con la monotonía en las relaciones de pareja, pero hay muchas otras cosas que pueden provocar inapetencia. La libido de la mujer está relacionada con los andrógenos y los trastornos hormonales pueden provocar bajadas del deseo. También hay factores emocionales y físicos que disminuyen la apetencia sexual, que afectan a ambos sexos.

¿POR QUÉ? Cansancio, estrés, alteraciones del tiroides y diabetes crónica entre otros problemas de la salud pueden influir en la disminución del deseo. Una persona preocupada, triste o cansada le cuesta en general cualquier acto aunque sea para satisfacción propia. Pero además este tipo de situaciones (tan frecuentes hoy en día por otra parte) pueden alterar las hormonas, provocando una ‘bajada de ganas’. Algunos fármacos, a veces incluso los anticonceptivos orales también pueden afectar.

En la menopausia, no es tanto la disminución de la libido como las molestias derivadas del cambio hormonal de esta etapa tanto físicas (sequedad vaginal, dolor) como emocionales (cambios de humor, estados depresivos…).

 

¿CÓMO LO SOLUCIONAMOS? Cuando el problema es la monotonía, cambiar el juego. Podemos encontrar la ‘chispa’ con sólo proponérnoslo, a veces un cambio de lugar es suficiente, de la cama al sofá o la ducha… O de horario, de postura, etc. El uso de lubricantes en caso de sequedad vaginal puede arreglar totalmente una situación incómoda. Pregunta a tu ginecólogo o farmacéutico. También podemos añadir juguetes, ropa sexy. Soft paris es una fuente más de inspiración. Imaginación y comunicación es lo que mejor funciona en este caso.

 

 

¡Arriba el deseo!

Daquella manera

 

Si hablamos de tristeza, estrés o depresión, hacer ejercicio moderado ayuda a mejorar el estado de ánimo porque libera hormonas sexuales y de la felicidad. Limita el uso de fármacos como sedantes, antiespasmódicos, antihipertensivos, antidepresivos. También los usados para la frecuencia cardíaca y úlcera. Consulta con tu médico, a veces una mejora en la dieta y ejercicio puede ayudarnos a reducir su consumo.

En cualquier caso, una dieta adecuada siempre favorecerá la pasión. Incorpora vitaminas y minerales, que además de la líbido incrementa el vigor, tanto en hombres como en mujeres. Un suplemento nutricional a base de ginseng, maca, etc. son potenciadores naturales del AMOR.

 

 

 

1 comentario

  1. Buen articulo. y muy cierto dicen que eso de hacer ejercicio es bueno para producir la hormona de la felicidad. Asi es que todos a mover el esqueleto

Deja tu comentario

Da una calificación