La dieta de la zona

La dieta de la zona

 

Como cada segundo y cuarto domingo de mes, hablamos de dieta. No parece quizá el momento más adecuado debido a las fechas en que nos encontramos. Excesos de dulces, comidas copiosas, etc. Pero como en este blog no somos partidarios de lo que comúnmente se entiende por dieta (restricción) sino que apostamos por una alimentación variada y equilibrada, creemos que hablar de buenos hábitos alimenticios siempre está bien.

Y quizá en estos momentos con más motivo para hacernos conscientes de que por muy fiesta que sea, no hay que pasarse de la raya más de la cuenta y siempre hay que volver a la cotidianeidad de una alimentación sana sin dejarnos vencer por el tópico de ‘como ya me he pasado, qué más da’.

No, no da igual, no pasa nada por habernos pasado un día de la raya, más en estas fechas, es normal tomar más calorías de las recomendadas y coger algún que otro kilo. No hay que culparse por ello, somos humanos y hay tentaciones muy difíciles de resistir. La solución es disfrutarlas en el momento, y después seguir con nuestra dieta habitual, desintoxicarse unos días si lo creemos necesario, reducir el aporte calórico un poco más de lo habitual entre exceso y exceso… Cada uno lo que crea conveniente, pero sin perder la cabeza, ni por exceso ni por defecto.

En busca del bienestar y del equilibrio hormonal, hoy traemos a estas páginas la Dieta de la Zona que no es ni para antes, durante ni después de las fiestas, es un estilo de alimentación equilibrada que nos permite mantener buenos hábitos dietéticos. Podemos establecerla como nuestra forma habitual de comer, no como un periodo restrictivo.

 

la dieta de la zona

 

Alcanzar el peso adecuado

Sin duda los alimentos son la herramienta más potente de la que disponemos para mantenernos sanos, de manera que combinándolos en la proporción adecuada, podemos alcanzar grandes beneficios. Esto no debería sorprendernos, ya que fue el mismo Hipócrates (460 a.C-370 a.C) quién dijo “deja que los alimentos sean tu medicina y que la medicina sea tu alimento”. Una buena alimentación nos permite estar en forma, sin pasar hambre. ¿Y quién no quiere estos beneficios de por vida?

Basada en mantener en cada comida la proporción calórica 40%-30%-30% de hidratos de carbono, proteínas y grasas respectivamente, favorece la pérdida de grasa al reducir el exceso de insulina y mantener los niveles de glucosa constantes. Recomienda además, una dosis extra de Omega 3, ácidos grasos esenciales que aportan grandes beneficios para la salud; y polifenoles, potentes antioxidantes naturales, para reducir el estrés oxidativo.

Sólo tienes que combinar hidratos de carbono, proteínas y grasas en la proporción 40-30-30.

la dieta de la zona1. Divide tu plato en 3 partes iguales y comienza poniendo en uno de los tercios la proteína, que será aproximadamente del tamaño y grosor de la palma de tu mano (sin los dedos). Esta medida es equivalente a unos 100 g para las mujeres y unos 150 g para los hombres (pesado en crudo).

2. Llena los otros 2/3 del plato de hidratos de carbono procedentes de verduras o ensalada, ya que son más ricos en antioxidantes y en general aportan menos glucosa. El volumen equivale aproximadamente a 2 puños. Podremos tomar una pieza de fruta de postre. Si eligiéramos pasta o arroz como hidrato de carbono en lugar de verdura, sólo llenaríamos 1/3 del plato y el otro 1/3 quedaría libre. El volumen equivale a 1 puño. En este caso ya no tomaríamos fruta.

3. Finalmente añadimos la grasa para aliñar nuestras verduras, principalmente en forma de aceite de oliva vírgen extra. La cantidad aconsejada es una cucharada sopera de aceite de oliva vírgen extra, por comida.

 

Recomendaciones generales

> Realizar todos los días al menos 5 comidas: 3 principales y 2 tentempiés.

> Desayunar en la primera hora tras habernos despertado.

> No dejar pasar más de 3-4 horas entre cada comida.

> Beber entre 1,5 – 2 litros de agua al día.

> Realizar ejercicio físico moderado diariamente (por ejemplo andar 30 minutos).

> No olvidar incluir en la alimentación Omega 3 y Antioxidantes.

dieta de la zona

Maqui RX Polifenoles, complemento alimenticio a base de extracto de maqui, fruto que crece en Chile y se recolecta manualmente para conservar todas sus propiedades antioxidantes. Contiene delfinidinas con poder antioxidante 15 veces mayor que el extracto de uva roja. Constituye una fuente de Vitamina E que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo y Vitamina B5 que contribuye a disminuir el cansancio y la fatiga, al rendimiento intelectual normal y al metabolismo energético normal.

 

Otras dietas que te pueden interesar: 

Deja tu comentario

Da una calificación