3 lugares para una quedada prenavideña

3 lugares para una quedada prenavideña

3 lugares prenavideños
Estamos en pleno puente, con ganas de disfrutar diciembre en toda su intensidad. Y lo quieras o no, ya han empezado las ‘quedadas’ con los amigos, familiares más allá de primer y segundo grado, compañeros de colegio, gimnasio y actividades varias que completan nuestras jornadas. Estos días son el mejor momento para compartir, ‘antes de que acabe el año’. Por eso hoy he querido traer a estas páginas 3 lugares muy apetecibles para disfrutar de esos eventos prenavideños. Después también, por supuesto, en cualquier momento del año pero como hoy es hoy, vamos a celebrarlo.

 

Con nombre de mujer

Los amantes de la cocina italiana tradicional van a disfrutar con Fellina, la cucina della nonna: variada, sabrosa y contundente. Raciones generosas a un precio medio de 25-30€. Pastas caseras al dente en casi todas sus versiones: largas, cortas, rellenas… que, para mayor gozo, te preparan en directo con yemas de huevo de corral, guanciale y pecorino, en el caso de los espagueti. Risotto. Lasagna. Pizza para compartir, focaccia, guisos caseros… Por no hablar de sus postres. Fellina es un reflejo de la obsesión de los italianos por la buena mesa. Es fiesta, color, diversión, tradición. Mediterráneo en estado puro. Un restaurante con aire de trattoria al que se va a comer bien y a disfrutar, con decoración a lo Dolce Vita, atención al detalle, excelente relación calidad-precio, y un equipo de sala inmejorable.
¿Y por qué es un sitio de reunión? Pues por ejemplo por su ‘patio de luces’ , con paredes de ladrillo visto y puertas y ventanas de forja, altísimo techo abatible acristalado desde el que se puede disfrutar del cielo de Madrid. Y aun hay más, Anónimo Club, ¡famoso por su cuarto de baño (en la foto, no es para menos, sobre todo teniendo en cuenta que este es un blog básicamente de belleza, ¿no te parece ideal?) Luz  tenue, música, champagne y mucha intimidad.

Galicia en Madrid

Atlántico Casa de Comidas, restaurante regentado por el chef Pepe Solla, Estrella Michelin en Poio (Pontevedra), acerca la cocina gallega a Madrid. La calidad de las materias primas y el cuidado al producto son las principales apuestas, por eso, la carta del restaurante es itinerante y se adapta a cada temporada. Ahora toca platos calientes y contundentes, manteniendo siempre la esencia gallega con toque ‘viajero’ que caracteriza a la cocina de la Galicia interior, demostrando que esta tierra es mucho más que mar, aunque nunca falten sus platos más populares como la empanada gallega o las croquetas de marisco que se mantienen temporada tras temporada, habiéndose convertido en todo un clásico. Desde su creación en 2015 se ha convertido en todo un referente de la cocina gallega en la capital, un acogedor rincón situado en pleno barrio de Salamanca en Madrid, en la calle Velázquez 31. Un ambiente de inspiración marinera de gran elegancia con un toque bohemio que transporta, a través del paladar, a las mismas orillas del Océano Atlántico. Con este espacio, que dispone de una zona de barra y mesas altas y un comedor con mesas desnudas, se apuesta también por recuperar las casas de comida, en la que se sirve cocina de autor de esencia gallega, donde la tradición y la vanguardia se unen en una misma creación gastronómica. ¿No me digas que no es un lugar ideal para quedar con los amigos? Su ‘hermano pequeño’ también puedes encontrarlo en Valencia.

 

Al pan, pan

Porque sí, quedar a comer o a cenar está muy bien, pero son pocos días y muchas reuniones, A veces lo que nos apetece es un sitio más cercano, donde poder quedar para merendar, e incluso desayunar, un aperitivo saludable, o un bocata y poco más, que lo importante es la compañía y no podemos estar todo el día de comilonas varias. Eso sí, siempre disfrutando de la calidad. En esta ocasión te proponemos la de un buen pan, algo que gusta a todos. Panaria es un grupo de panaderías de autor fundado en 2010 por Antonio J. Pérez Jiménez en Canarias, que apuesta por la comida saludable, con sala degustación donde el producto principal es el pan artesanal hecho con masa madre, sin aditivos y natural. Claro que también se puede degustar galletas, croissants, bocadillos saludables, variedad de dulces, tartas, crepes, tortitas, cofres, brownie, e incluso maridar con deliciosos smoothies, Green Veggie o licuados como Citric Care o el Orange Velvet. En definitiva una carta de lo más variada y un ambiente cálido que invita a disfrutar de una estancia agradable y placentera en cualquiera de sus locales, estratégicamente situados en las mejores zonas de cada ciudad. Por eso me parece una idea genial para quedar con los amigos estos fríos días de finales de año a disfrutar de un café, un desayuno, una comida, una merienda o una cena. También ofrece opción de brunch.

Es tiempo de reencontrarnos con aquellos amigos con los que la falta de tiempo lleva tantos meses retrasando una quedada.

Si te gustó este tema, puede que también te interese:

 

 

Deja tu comentario

Da una calificación