Monalisa Touch, la segunda juventud

Monalisa Touch, la segunda juventud

una nueva juventud

 

Si cuidamos nuestro rostro con láseres y cremas ¿por qué no también la zona íntima?

La mujer tiene hoy una esperanza de vida de 90 años, lo que quiere decir que casi la mitad de su existencia la va a pasar menopáusica. “MonaLisa Touch es un procedimiento inocuo, seguro e indoloro, que resuelve los problemas vaginales, como la sequedad, asociados a la menopausia, el parto o consecuencia de tratamientos agresivos como la radio y la quimioterapia”, asegura la Dra. Lola Ojeda, ginecóloga del Women’s Health Institute Prof. Santiago Dexeus y Prof. Francisco Carmona de Barcelona.

La aplicación de este láser no requiere anestesia y la sesión dura, tan sólo, cinco minutos. La ginecóloga prescribe 3 sesiones, una vez al mes, para determinar un tratamiento completo. Mabel Lozano, documentalista y autora de El Proxeneta, lo ha probado y contado su experiencia. “Desde la primera sesión he notado los efectos. Creo que láseres como éste, capaces de conseguir un rejuvenecimiento vaginal, para paliar problemas funcionales, mejorar la calidad de vida, preservar la salud íntima y además alargar la vida sexual, lo deberíamos conocer todas las mujeres.”

Carmelo Canino, director de Deka Láser ha explicado que “cualquier ginecólogo puede utilizarlo. Su aplicación es muy sencilla, carece de riesgos y no duele”. Este láser ya cuenta con mas de 45 publicaciones científicas que avalan su eficacia.


Indicaciones

Este tratamiento está recomendado en casos en los que exista dolor durante las relaciones sexuales a consecuencia de la atrofia vaginal (dispareunia); el ensanchamiento de la vagina y el introito vaginal, síntomas frecuentes en post parto; incontinencia urinaria, provocada por los embarazos, la menopausia y en muchas ocasiones por la práctica de running; cicatrices post parto (episiotomía y desgarros); o distrofia vulvar; también en pacientes que hayan sido sometidas a quimio o radioterapia, tratamientos agresivos que alteran la piel y las mucosas, incluidas la vulva y la mucosa vaginal. La Dra. Lola Ojeda ha concluido que “ en estas situaciones –refiriéndose a problemas derivados de los tratamientos para el cáncer-, el láser es un gran aliado que puede devolver gran parte de la calidad de vida a estas pacientes.

Deja tu comentario

Da una calificación