<h1>Hoy duermo la siesta</h1>

Hoy duermo la siesta

Usuarios

 

Dormir la siesta habitualmente es una costumbre muy sana, seguro que ya lo sabías pero hay estudios que lo demuestran.

No dormir lo suficiente provoca alteraciones de salud como ansiedad y depresión. Hay que dormir las horas que el cuerpo necesite. Por lo general, entre 6 y 8 horas de sueño para reponerse cada día. Debes respetar tus ciclos de sueño, e intentar saltártelos lo menos posible. Las personas que tienen una buena calidad del sueño viven más años y gozan de mejor salud a lo largo de su vida.

 

¿Y una siesta?

Un completo estudio publicado en la revista Archives of  Internal Medicine y realizado en Grecia, estudió a 23.681 individuos que no padecían enfermedades al inicio del estudio y se evaluó la frecuencia y la duración de las siestas que se echaban, así como sus hábitos dietéticos y su actividad física diaria. El seguimiento se realizó durante 6 años.

 

have a little siesta…and later “fiesta”: D. Flóra

 

Al cabo de este tiempo, el estudio demostró que echarse la siesta habitualmente –e incluso realizarla solo de manera ocasional- resultaba una costumbre beneficiosa para la salud, en especial para la del corazón, porque se asociaba a una mortalidad por enfermedades cardiovasculares (infartos de corazón o cerebrales, insuficiencia cardiaca…) más baja.

En concreto, el estudio puso de manifiesto que quienes se echaban la siesta de forma ocasional tenían una disminución de la mortalidad de un 12 %, mientras que quienes se la echaban diariamente (¡vaya suerte!) la disminución era de un  37%. Esta asociación beneficiosa era especialmente marcada en los varones con actividad laboral.

 

Cuestión de tiempo

Los científicos han demostrado que dormir una siesta de algo más de 20 minutos, aunque sea ocho horas después de haberse despertado, es más beneficioso que continuar durmiendo otros 20 minutos por la mañana.

reloj, olgaberrios

Este breve descanso conlleva efectos positivos, como aumentar la capacidad para resolver problemas o estimular la creatividad, pero otro estudio publicado en la revista científica Sleep Medicine dice que el hábito de la siesta, cuando ésta es de más de 30 min, podría incrementar el riesgo de desarrollar diabetes mellitus.

En ese estudio, investigadores de la Universidad de Birmingham, en colaboración con expertos chinos, encontraron que las mujeres y los hombres que toman siestas de más de 30 minutos son más propensos a padecer tanto de presión arterial alta, como de niveles altos de colesterol en la sangre, en comparación a personas que no tienen ese hábito.

 

Sácale partido

Decididamente nos quedamos con la de 20 minutos, pero además, podemos aumentar los beneficios. Ten en cuenta que un descanso después de comer no debería hacerse con ‘pijama y orinal’, basta con tumbarse encima de la cama con una mantita, o incluso en el sofá. Mi consejo, aprovecha para recibir los beneficios de una mascarilla ¿verdad que cuando te la ponen en un centro de estética, tumbada en la camilla, te quedas dormida?

Progressif Anti-Age Masque Biologique de Carita. Mascarilla revitalizadora. 66,70 €

 

Sobre la cara limpia (tardas 2 min en hacerlo, 3 si llevas maquillaje) aplica una mascarilla de tratamiento, hidratante, tensora, los hombres pueden elegir una desincrustante, limpiadora, efecto flash si luego tenemos un acontecimiento importante… tú eliges. Con ella puesta, túmbate boca arriba, tápate para no coger frío y ¡duerme 20 minutos de siesta!

Despierta, retira y continúa con la jornada, laboral o festiva. Si tienes la costumbre de dormir siesta a diario, reserva este tratamiento para 1 o 2 días en semana.

 

Se te gustó este tema, igual también te interese:

1 comentario

  1. A mí me encanta dormir la siesta pero la verdad es que lo mío son siestas de una hora, por eso no la duermo muy a menudo, me cuesta mucho quedarme dormida sólo por 20 minutos.

Deja tu comentario

Da una calificación