Pelo de fiesta

Pelo de fiesta

yolanda aberasturi

 

Porque es Navidad, porque estamos de celebración, porque quieres brillar de un modo diferente entre tus invitados, estos días das la vuelta a tu pelo y lo vistes de fiesta. Un toque pop con juegos de color, recogidos frescos para ellas, clásicos o punk para ellos, Yolanda Aberasturi te propone unas ideas muy sugerentes para los próximos eventos.

 

 

 

 

 

 

Sugerencia Pop. Mechas de diferentes colores en degradé dentro de la gama de los rubios, incluyendo el paste, desde el platino hasta los rosas nacarados, que se posan en torno al rostro cargándolo de luminosidad. El peinado es un semi-recogido suelto que destaca por su asimetría lateral en cascada.

 

 

 

 

 

 

Con cresta. Hay estilos que nunca pasan de moda y aunque antaño la cresta era una reivindicación de nuevas formas de vida que se abrían paso con fuerza, hoy el neopunk masculino se sofistica y da como resultado un aspecto dulce y aniñado. El cabello de toda la parte alta de la cabeza sube in crescendo desde la coronilla hasta el tupé. Queda fija pero sin rigidez, escalonada y bien dibujada embelleciendo un perfil perfectamente estructurado sobre un corte depurado que se funde con una barba en perfecta armonía.

 

 

Recogido Soufflé. Coronado con una nube de rizos dorados de textura flexible, aporta un cierto aire casual que evita cualquier seriedad al clásico recogido sin restar un ápice de elegancia a la vez que se consolida como un peinado hiperjuvenil que deja el rostro totalmente al descubierto para brillar por todo lo alto estos días fiestas. Tan sencillo como una coleta alta, que tiene la ventaja además de ejercer un efecto linfting, y el pelo ensortijado que se consigue trabajando primero con las tenacillas y luego ‘descolorando’ mecha a mecha simplemente con los dedos impregnados en gel.

 

 

 

 

 

Dandy años 20. Si de verdad quieres triunfar en la próxima cena, no dejes de peinarte como el auténtico seductor que eres. Raya a un lado, gomina marcando el gesto y aportando ese toque de brillo tan personal y, para no perder la modernez del  siglo XXI, una barba bien diseñada. El estilo Gatsby viaja al presente también gracias a un rapado skinny desde la mitad inferior de la cabeza a la nuca.

 

 

 

 

Deja tu comentario

Da una calificación