Besos con truco

Besos con truco

Usuarios

 

Nada describe mejor tu personalidad que una sonrisa impecable acompañada de unos labios hidratados, carnosos, jóvenes y jugosos. Todas soñamos con tener una boca así de sexy y provocativa. Para lograrlo bastan unos cuidados básicos, algo de maquillaje y, cuando la edad o la naturaleza se empeñan en arruinar su forma y juventud, ayuda estética.

Pero hoy te contamos algunos trucos sencillos para que tus labios provoquen un deseo irresistible de ser besados.

Dientes blancos. Para sonreír sin miedo, sólo necesitas frotar con una hoja de salvia los dientes y luego enjuagar con agua.

✔ Lisos para un brillo de espejo. Exfólialos todos los días con un cepillo de dientes muy suave, exclusivo para tal fin. Aplica en seco durante unos segundos sin apretar pero con gesto decidido, además de limpiar y alisar la superficie, activarás la microcirculación sanguínea.

Color duradero. Si no quieres usar un producto de larga duración porque consideras que resecan demasiado (aunque cada vez menos), pasa un cubito de hielo sobre los labios después de maquillar.

Volumen óptico. Para hacer tu boca más gruesa, aplica un color claro en toda la superficie y un toque de sombra dorada, amarillo nacarado o brillo plateado en el centro del labio inferior y difumínalo con el dedo.

Dibuja sin agujas. Corrige la forma de tus labios con este ejercicio: júntalos como si fueses a silbar, después sonríe ampliamente. Repite varias veces al día en series de 10 y notarás la diferencia.

Nutrición casera. Cada noche aplica un bálsamo muy nutriente. Si no tienes, puedes simplemente usar un poco de aceite de oliva.

 

5 Comentarios

  1. Anda, no sabia que se exfoliaban los labios. Me gustan los consejos que das. Es cierto que resecan los pintalabios permanentes, alguna vez sobre él he puesto un poco de bálsamo sin saber si es lo adecuado.

  2. Me ha encantado este post. Me apunto todos los consejos.

Deja tu comentario

Da una calificación