Draping, conseguirlo es fácil

Draping, conseguirlo es fácil

Draping

Es la última moda en técnicas de maquillaje para afinar e iluminar el rostro con un efecto natural, marcar las facciones sin exagerar y hacer que parezcas más joven. Se llama Draping y, como es habitual, no es ninguna novedad, los maquilladores ya la usaban en los 70, prueba de ello son los rostros de aquella época Farrah Fawcett, Jerry Hall o Cher. La buena noticia es que solo se necesita colorete de tonos claro y oscuro. Claro para los pómulos y la barbilla, oscuro para dar profundidad a los rasgos.

 


Luminosidad natural, aspecto fresco

El resultado con esta técnica es muy natural, como si hubiéramos estado tomando el sol, nada que ver con el contouring, mucho más ‘artificioso’. Lo primero es, tras limpiar e hidratar, corregir imperfecciones como rojeces, ojeras y bolsas con un producto específico, corrector y/o iluminador. Si no puedes prescindir del maquillaje, opta por una base ligera del mismo tono que tu piel.

Empieza el draping. Con el tono más oscuro maquilla debajo del hueso del pómulo, debajo de la barbilla y mandíbula, en las sienes y en los laterales de la nariz. Aplica el tono más claro alrededor, en la parte alta de las mejillas, en la barbilla y en las sienes justo al lado del oscuro. El contraste entre ambos tonos consigue un resultado saludable y luminoso: el color oscuro define la cara mientras el claro suaviza y logra el acabado natural.

La edición limitada Blush Flush de Catrice combina productos con distintas texturas y tonos para contornear o para iluminar y lograr la tendencia de maquillaje más popular en las pasarelas en estos momentos, draping.

  1. Fluid Glow. Blush líquido con brillo. Su aplicador en pipeta permite graduar la intensidad para conseguir el efecto deseado. Se puede usar como base para aplicar polvos o solo. PVP: 5,69 €.
  2. Double Face Brush. Brocha de cerdas sintéticas con doble cara. Una, negra, ligeramente onduladas para la aplicación suave de polvos; la otra más recta y liviana extiende a la perfección texturas cremosas.
  3. Ombré Blush palette. Con suave textura en polvo, une varios efectos que van desde el mate hasta el más brillante con posibilidades variadas para un look más radical o más fresco. PVP: 6,29 €.
  4. Cushion Powder Cheeks. La textura en polvo se encuentra en la tapa del stick y se extiende fácilmente con el aplicador en esponja. Ideal para llevar a todas partes. PVP: 5,69 €.
  5. Butter to Powder Blush. Con una innovadora textura híbrida que se transforma de crema a polvo, ofrece una pigmentación intensa para un look especialmente fresco. PVP: 4,59 €.
  6. Blushing mousse. Textura mousse y acabado mate. Su aplicador de esponja permite un resultado perfecto. Para intensificar el efecto de las texturas polvorosas, solo tienes que usar el mousse como base. PVP: 4,59 €.

Deja tu comentario

Da una calificación