¿Nos quitamos el fondo?

¿Nos quitamos el fondo?

Usuarios

Por fin parece que la primavera se ha decidido instalar en nuestras fronteras, está claro que el fondo de maquillaje se nos hace pesado, nos resulta excesivo para la nueva temporada tan ligera. Pero ir con la cara lavada después del largo invierno es un riesgo que no todas nos podemos permitir. Nuestra piel todavía no luce ese aspecto buena cara que dejan los primeros rayos de luz. Es el momento de recurrir a esas fórmulas milagrosas que sin ‘emplastecer’ la cara nos proporcionan un tono muy favorecedor disimulando imperfecciones, ojeras, rostro cansado. Repasamos las distintas versiones de esos transformadores de belleza que visten sutilmente la piel y nos ayudan a enseñar nuestra mejor cara.

Perfection BB Cream de Rimmel

Empecemos por nuestra imagen principal. ¿A qué te gusta su piel sedosa y de aspecto saludable?

Pues lleva una de las tan afamadas BB cream, una fórmula ligera y ultracómoda para un acabado perfecto al instante, luminoso y natural, que cuida y protege la piel, mantiene su hidratación, difumina los poros e imperfecciones, corrige las manchas, iguala el tono, matifica los brillos, ilumina y protege la piel… De Rimmel (6,99 €). Pero BB creams hay muchas. Tienen tantas ventajas que prácticament todas las marcas cuentan con alguna.

PARA TODAS LAS EDADES. Sí, porque estas fórmulas en principio sólo eran perfectas para jovencitas porque para conseguir el ansiado resultado piel de bebé, los rostros de más de 35 ó 40 años no suelen tener suficiente: “A partir de los 35 hidratar y camuflar imperfecciones nunca es bastante: hay que trabajar sobre los signos de la edad en profundidad, tratándolos y previniendo su avance“, explica Andrea Weber, directora de I+D de Babor Cosmetics.

Partiendo de esa idea, la de trasladar los efectos de los Blemish Balms a las verdaderas necesidades de la pieles de 35 y más allá, los laboratorios Babor han desarrollado Skinovage PX Advanced Biogen Anti-aging BB Cream (58 €). Una ‘receta’ única en su especie: libre de parabenos, con color y SPF 20, que no solo unifica el tono y camufla imperfecciones, sino que también disimula, trata y previene las arrugas y la flacidez cutánea.

 

Filorga, Babor e Yves Saint Laurent

 

A medio camino entre el cuidado facial y el maquillaje, All In One BB Cream (47 €) de Yves Saint Laurent Beauté se adapta a todos los tonos naturales de piel. Su textura fresca y ligera corrige, uniformiza el tono, hidrata, da luminosidad y protege. Atenúa, con una única aplicación, las imperfecciones e irregularidades de la piel dejándola resplandeciente y con un aspecto fresco.

Basándose en su experiencia médico-estética, nace un tratamiento híbrido que, además de dar uniformizad a la piel, tienen acción antiedad global, calma, elimina las rojeces  y esconde las imperfecciónes gracias a una gran cantidad de nácares y pigmentos de última generación. BB Perfect (39 €) de Filorga. Cobertura extrema pero transparente. Dos tonos.

 

L’Oréal Paris, Sensilis y Clinique

 

EL ABECEDARIO CONTINÚA. Sí, porque si las BBs parecían lo más, ya están aquí las CC Creams, diseñadas para un efecto inmediato de corrección óptica, cuidado de la piel a largo plazo y deliciosa textura. L’Oréal Paris (11,95 €) te propone una  corrección a partir del color: Efecto anti-apagamiento con la CC Cream Malva para una piel sin luz. Efecto anti-rojeces con la CC Cream Verde para una cutis sensible. Efecto anti-fatiga con la CC Cream Melocotón para un rostro cansado. También en farmacia podemos encontrar estos tratamientos avanzados: Divine CC de Sensilis (33 €) color impecable y corrección intensa de los signos del envejecimiento. CC cream Spf 30 de Clinique, cobertura moderada para una piel radiante, sana y natural al instante.

 

 

Ainhoa polvos

¿Y UNA CREMA CON COLOR? Una muy buena idea para esta nueva temporada. Eclat de Rose de By Terry (65 €) es una hidratante con color perfeccionadora. De acción antioxidante.

POLVO FACIAL. Siempre sobre tu tratamiento habitual. Facial Powder de Ainhoa (28,25 €), aportan un tono uniforme y luminoso al rostro, acabado natural y sedoso, ligeramente satinado. Su formato pincel permite una aplicación sencilla y cómoda. 3 tonos, para pieles muy claras, claras y morenas.

 

 

2 Comentarios

  1. Y qué tal utilizar un autobronceador facial como base? A mi me encanta uno que tengo de sephora, en forma de tubo acabado en un pincel ancho. Como es muy fácil dosificarlo con el pincelito, me doy por las mañanas un toque ligero en la zona t, barbilla, la parte fija de los párpados superiores y el centro de la frente, y durante todo el día tengo buen color, saludable, y absolutamente natural ¿qué opinas tu, que eres la que sabes de esto, maite?

    • Usar el autobronceador como base me parece un poco arriesgado. Ten en cuenta que el color va subiendo al cabo de unas horas y, si te lo aplicas todos los días, puedes acabar como un conguito, que está bien si ese es el efecto deseado, pero no como maquillaje de día, que es algo así como ‘de quita y pon’. Además, si el autobronceador lo das solo en la zona T, quizá con el paso de los días dé sensación de mancha.

Deja tu comentario

Da una calificación