Cremas reductoras, manual de uso

Cremas reductoras, manual de uso

Usuarios

 

Queremos adelgazar, reducir centímetros, quitarnos la celulitis, deshincharnos, eliminar esos cúmulos grasos de zonas conflictivas. Y nos compramos lo que vemos en las revistas, en este blog o en otro, lo que nos recomienda el farmacéutico…

Y cuándo llegamos a casa ¿qué? Se nos olvida leer el prospecto, lo más importante. No sabemos si aplicarla por la mañana y/o por la noche. Antes o después de la ducha, sobre la crema hidratante o con la piel húmeda.

¿Resultado? Muchas veces la dejamos en la estantería del baño y ¡no funciona! No eches la culpa al producto ¿quieres saber cómo se aplica una crema reductora para que funcione? Toma nota.

Los expertos de Iodase, cosmética para modelar el cuerpo, nos explican las 10 claves para aplicar una crema reductora, anticelulítica o reafirmante y conseguir los mejores resultados. Este tipo de cosmética son tratamientos muy habituales, pero, ¿realmente funcionan? Nos explican cómo una  correcta aplicación de estos cosméticos corporales puede aportar resultados muy satisfactorios:

Cremas reductoras, manual de uso

utilidad.co

 

  1. Ante todo, leer atentamente las instrucciones del producto.
  2. Se aconseja hacer un peeling corporal una vez a la semana o cada dossemanas, para ayudar a que los activos de estos cosméticos penetren en las capas más profundas.
  3. Aplicar el producto sólo en la zona de tratamiento necesaria, realizando un ligero masaje circular hasta su completa absorción.
  4. Es recomendable aplicar correctamente el producto de 1 a 2 veces al día. La constancia será nuestro mejor aliado.

    Cremas reductoras, manual de uso

    Iodase Deep Impact F: Cadera, abdomen y grasa localizada. Gel concentrado reductor con fosfatidilcolina de efecto calor específico. 48 €

  5. No es necesario aplicar crema hidratante en las zonas tratadas, ya que las cremas anticelulíticas, reductoras,… ya disponen de activos hidratantes. La crema hidratante la aplicaremos en el resto del cuerpo.
  6. Si queremos usar junto a otros tratamientos aplicar la crema reductora o anticelulítica, como mínimo una hora antes de decualquier otro producto, para que los activos puedan penetrar bien y llegar a las capas más profundas.
  7. Lavar las manos y las muñecas después de su aplicación.
  8. No debemos asustarnos al sentir frío o calor o rojez en la zona tratada con el anticelulítico o el reductor después de su aplicación (en caso de ser de efecto frío o calor). Este efecto se debe a la acción de las sustancias específicas presentes, y desaparecen al pasar unos minutos. Concretamente, realizan una función de “gimnasia pasiva” para activar los capilares y conseguir así eliminar la celulitis o la grasa localizada.
  9. No aclarar el producto después de su aplicación, sino dejar que penetre en la piel haciendo su efecto.
  10. Ser paciente al esperar a que los resultados sean visibles, ya que en la mayoría de ocasiones no son instantáneos.

 

Si te gustó este artículo, quizá también te interese:

3 Comentarios

  1. La constancia! no soy nada constante para echarme las cremas ni de cara, ni de cuerpo ni de nada. Empiezo con ganas y al final se me olvida un día y otro y otro hasta que coge polvo el bote y cuando me acuerdo ya han pasado meses sin usarlo y vuelvo de nuevo a la carga.

  2. Gracias Mayte

  3. Mi gran problema es la constancia. Soy de las que compro el producto, lo uso por una semana (una sola vez al día, después de la ducha) después lo abandono en la repisa del baño y, claro, no me funciona. Eso sí, me dura mucho.

Deja tu comentario

Da una calificación