InBody, tu cuerpo es agua, grasa, músculo

InBody, tu cuerpo es agua, grasa, músculo

Usuarios

 

Tu cuerpo pide aire, luz, sol, volverse visible ¿está preparado? InBody te lo cuenta. Tenemos tiempo, pero no te descuides, ahora es el momento de una ‘puesta a punto’ si no queremos llegar al primer sol con ese par de kilos que arrastramos desde las fiestas y una flacidez y falta de tono a fuerza de sofá y prendas de abrigo.

Si ayer hablamos de que el invierno se muere, hoy toca pensar en la primavera que viene (a rey muerto, rey puesto). No sé por qué, pero por más que intentamos ‘mantenernos a raya’ el invierno siempre nos deja huella. Si hemos sido ‘casi buenos’ no pasa nada; con un poquito de esfuerzo, algo más de ejercicio, menos ‘chuches’ y alguna crema remodeladora, volveremos a nuestro cuerpo 10 en un par de meses.

 

POR DÓNDE EMPEZAMOS

Yo creo que lo primero es ser realistas y saber cómo está nuestro cuerpo para actuar en función de sus necesidades. Y para esto, nada como Inbody, un analizador de masa muscular, grasa y agua corporal. Es muy sencillo, una especie de báscula en la que te subes descalzo y sujetas con las manos dos ‘asideros’ de la parte alta de la máquina. De esta manera por impedancia bioeléctrica se mide cada extremidad y tronco separadamente. Con eso se consigue resultados verdaderos, no estimativos. Y en un minuto.

 

COMPOSICIÓN CORPORAL

Este sistema nos muestra el peso, músculo y grasa con mayor exactitud que el IMC (Índice de Masa Corporal) que sólo relaciona la altura y el peso. Nos cuenta el Porcentaje de Grasa Corporal (PGC) en Relación a nuestra Cintura-Cadera (RCC) y describe cómo está repartida la masa muscular en brazos, piernas y tronco, cuánta grasa tenemos y su distribución en el cuerpo. Porque no se trata sólo de perder (o ganar) peso, sino de hacerlo adecuadamente con una distibución correcta de grasa y músculo en cada zona.

 

¿Y LUEGO QUÉ?

Una vez que sabemos lo que medimos, lo que pesamos, la distribución de la grasa y de la masa muscular, dónde nos sobra y dónde nos falta: manos a la obra.

En mi caso me sobran 3,2 kilos de grasa. Mi IMC (21,8) es bueno pero mi PGC (relación de masa corporal) no tanto, así como mi Relación Cintura-Cadera (RCC). Vamos, que tengo que trabajar esta zona si quiero lucir palmito en biquini este verano.

Así que además de controlar mis calorías ingeridas (la máquina me dice que no me pase de 1.700, lo cual es bastante aceptable, no me voy a morir de hambre), tengo que hacer 30 min diarios de ejercicios a elegir (también te saca una tablita de los que más se adaptan a tus necesidades).

 

AYUDA EXTRA

Hasta aquí todo correcto. Pero yo creo, y Cristina Álvarez (centro médico estético donde me he hecho el estudio) me lo confirma, que un poco de ayuda cosmética y de instituto no me vendría nada mal. Pero de eso ya hablaremos otro día. ¡Feliz puesta a punto!

 

 

2 Comentarios

  1. Parece interesante la maquinita esta, pero tengo una pregunta, ¿puedes acudir al centro simplemente a que te hagan ese estudio o hay algún tipo de compromiso? Y una pregunta más, ¿podrías decir cuánto cuesta? Gracias

    • ¡Hola Romina! En principio no suelen cobrar el estudio. Lo que pasa es que no tiene ningún sentido hacértelo si no piensas hacer nada al respecto. Lo lógico es ir a un centro, hacerte el estudio de lo que necesitas. Te darán un presupuesto y luego tú decides si te lo haces o no. Si por ejemplo te parece caro, o prefieres acudir a otro centro para comparar, no te cobrarán nada. El estudio es muy sencillo, es prácticamente una báscula sofisticada. Lo tienen en muchos centros de belleza. Respecto al precio desde 160 € tienes tratamientos completos. Un saludo

Deja tu comentario

Da una calificación