Belleza Dormida, claves para despertarla

Belleza Dormida, claves para despertarla

Terminado nuestro taller de Alcobendas, Belleza eres tú cada día está más satisfecha de estos encuentros donde los participantes no sólo escuchan nuestra ‘filosofía de vida’, también aportan sus conocimientos e inquietudes sobre una vida plena de bienestar y autoestima.

El pasado mes de febrero, durante cuatro semanas consecutivas, se impartieron cuatro jornadas de dos horas de duración cada una de nuestro taller Belleza Dormida, Claves para despertarla. Fue en la Casa de la Mujer de Alcobendas, Madrid. Participaron 8 mujeres (a los hombres parece que todavía les cuesta moverse para mejorar su bienestar, pero todo se andará) y aprendimos las claves para una vida más bonita.

Hablamos del significado de belleza, qué es y donde se encuentra. Buscamos en nuestro interior y nos propusimos sacarla fuera, mejorando nuestros hábitos de alimentación e higiene; intentando dormir lo que nos pide el cuerpo y mirándonos al espejo. Pero con ganas de ver lo mejor de nosotras, no ese grano impertinente, sino esa piel sana, radiante de felicidad porque es querida, mimada, cuidada como se merece, como nos merecemos.

Descubrimos que dentro, muy dentro, a veces demasiado, está nuestro propio yo. Escondido tras la madre/padre, hijo/hija, esposo/esposa, herman@, amiga@, jefe, emplead@… Nos quitamos etiquetas y descubrimos a Mayte, María, Petri, Dolores, Margarita, Mari Carmen, Diana… Todas guapas, todas bellas.

Guillermo VA

 

Y es que a veces es tan fácil como pararse, mirarse, dejarse ver por los demás, tomar las riendas de nuestra propia vida, atreverse a sentirse guapa, disfrutar de la naturaleza, respetarla y formar parte de ella, respetándonos, queriéndonos, cuidándonos…

Charlamos sobre cosmética y cosméticos, la importancia de la publicidad y quién es el verdadero responsable de nuestras inseguridades, esas que nos impiden a veces sentirnos bien, que nos provocan miedos, complejos.

En definitiva, creo que pasamos buenos ratos, aprendimos a valorarnos un poquito más y a usar las herramientas que tenemos a nuestro alcance para estar cada día mejor con nosotros mismos, vernos como en realidad somos, tremendamente bellos.

Porque, no lo olvides nunca, Belleza eres tú.

Deja tu comentario

Da una calificación