¡Feliz día de la mujer!

¡Feliz día de la mujer!

 

Es 8 de marzo, día internacional de la mujer, y, sinceramente, no sé qué contar. He echado un vistazo a mi carpeta de apuntes, todo lo que me llega lo voy archivando para o por si lo necesito como documentación, y encuentro cosas como ‘regalos beauty dependiendo el tipo de mujer’. Bueno esto es un blog de belleza y yo me dedico a eso, es normal que manden info sobre regalos beauty, de hecho yo hago muchos temas al respecto pero ¿es un día para dar y recibir regalos materiales? No sé.

En otro mail me encuentro con ‘los mejores productos para la mujer trabajadora’. A ver, seguimos hablando de belleza, es lógico, y es normal hacer un tema para recomendar una crema, un maquillaje o una colonia en función de si te dedicas a la hostelería, trabajas en una oficina, en casa o al aire libre pero ¿el 8 de marzo es un buen día para este tema? A mí no me lo parece.

Sigo, un bálsamo solidario cuyos beneficios se destinan a mejorar la calidad de vida de las burkinabesas. Eso sí me parece buena idea, sinceramente, pero no me da para un tema, es el único producto solidario que me ha llegado para este día. En otro me dicen que celebre el día de la mujer en Tenerife (¿?), otro rinde homenaje a las mujeres que trabajan en gastronomía, “dando un toque personal a su forma de hacer las cosas”.  Y en otro me presentan a las mujeres con las que trabajan, una propietaria de un restaurante, una terapeuta, una diseñadora de interiores, una coleccionista de arte. Con estos dos últimos probablemente algún día haga un tema, a mí me gusta mucho hablar de mujeres.

Y no tengo más, creo recordar que he ido tirando muchos sobre la ropa interior para el día de la mujer, ropa exterior, modas varias, accesorios,  fragancias… Bueno miento, ha habido uno con el que he estado a punto de hacer este tema, una aplicación de móvil que ayuda a la familia a organizar y gestionar el día a día, la fórmula del reparto equitativo de obligaciones del hogar. Lógicamente, al final no he hablado de ello porque no iba a poner buena nota a esta idea, y a mí no me gusta desacreditar nada, solo hablo de lo que considero bueno y merece la pena ser citado y que la gente lo conozca y ,si no me entusiasma, o me parece un horror, prefiero evitarlo en ‘mis oraciones’.

Porque, sinceramente, no creo que el problema de la mujer que no recibe ‘ayuda’ en las tareas domésticas se resuelva con una app. Me parece que es más un problema de concienciación, de educación, de respeto, porque, por poner un ejemplo, si cuando ves que la nevera está vacía no se te ocurre hacer la compra, ¿de verdad crees que una alarma de móvil va a hacerte cambiar de opinión? Por no hablar de, me imagino, que ese programa llevará una intendencia que, en el caso que nos ocupa (porque reconozcamos que no siempre es así, hay muchos hombres que ya no ayudan en casa, que nunca lo han hecho, que simplemente viven, compran, limpian y ríen con su pareja), tendrá que realizar la mujer y ¿total para qué?

Son las notas de toda la vida, ‘acuérdate de sacar al perro’,  ‘hoy el niño merienda fruta, hay un tupper en la segunda bandeja de la nevera a la derecha con dos mandarinas peladas’, ‘te toca poner la lavadora’. Y así podríamos seguir hasta el infinito para, al llegar a casa encontrarte que el niño se ha tomado una bolsa de patatas fritas porque no ha visto dónde estaba la fruta, el perro ‘iba a sacarlo ahora’ y la lavadora se le ha olvidado ponerla porque ‘le has pedido demasiadas cosas a la vez’. Pero bueno, mucha suerte a la creadora de esa ‘lista de funciones’ y a los hogares que lo pongan en práctica. A lo mejor yo estoy equivocada y es la solución que estábamos esperando.

También pensé escribir algo sobre la huelga, pero he leído y oído tantas opiniones a favor y en contra, la mayoría erróneas a mi entender, de ambos lados, que he preferido no meterme a opinar porque probablemente la equivocada sea yo. Pero me da un poco de miedo que esto se convierta en ‘una fiesta’, un día para que nos den la razón como las tontas que somos, y después nada. Sigamos cobrando lo mismo, menos que los hombres, lo dicen las estadísticas que no yo, pero ahora no tengo ganas de buscar fuentes, seguiremos dejándonos matar por haber elegido mal una pareja y cuando nos damos cuenta nadie nos ayuda de verdad, seguiremos siendo cuestionadas si merece la pena contratarnos en edad fértil, por no hablar de cuando rozas la menopausia, que ahí ni se lo plantean. Seguiremos teniendo que escuchar eso de “¿Estás con la regla, verdad?” cada vez que nos den ganas de partirle la cara a ese compañero que ‘te piropea’.

Ojalá me equivoque pero creo que la huelga, aunque triunfe a nivel de gente y paro, no va a cambiar nada. Al día siguiente todo seguirá igual, las amas de casa limpiarán el doble, lo del día anterior y el corriente, las trabajadoras que no fueron a su trabajo, seguro que lo dejaron todo hecho antes, eso sí, cobrarán un día menos, eso que se ahorra el jefe. Quizá las kellys consigan que sus compañeros hagan las camas de los hoteles, porque ahí sí que no pueden dejarlo para el día siguiente, son las únicas que admiro en esta huelga y alguna más que como ellas, su ausencia al trabajo suponga, de verdad, un perjuicio para quien paga el salario, porque es la única manera de que valoren el esfuerzo ajeno. ¿Pero cuántos trabajos hay en los que se van a tomar a risa la ausencia de la trabajadora, ‘ya lo hará mañana’.

¡Feliz día de la mujer!

Deja tu comentario

Da una calificación