Manicura Spa

Manicura Spa

Cuando las manos necesitan algo más que un color de uñas. Algo como un masaje que ‘aligere’ las articulaciones, una exfoliación que deje la piel suave, un cuidado más allá de la estética que embellece ¿o acaso son bonitos unos dedos rígidos como percebes?

El otro día os comentaba que, a través de Bucmi, un portal de internet de reserva de citas para el sector belleza y bienestar, había ido a  Beautyque, en C/ Pelayo, 76 en Madrid (telf.: 910 816 655), y me hice “una manicura spa para mis maltratadas manos (horas golpeando las teclas machacan no sólo las uñas, también las articulaciones)”.

¿SABÉIS EN QUÉ CONSISTE?

Lo primero decir que no sólo se hace aquí, hoy en casi cualquier local especializado en manipedicuras (no tanto en salones de belleza o peluquerías que hacen manicuras, que suelen ser básicas: limado, esmaltado y poco más, que está muy bien para el día a día pero no para cuando queremos un extra) encontrarás este tipo de tratamiento, pregunta en tu localidad, o entra en Bucmi.

PASO A PASO
Limar, tratar la cuticula (previamente me aplicaron el removedor de Masglo), pulir la uña (en su justa medida, para una superficie lisa pero sin dejarla tan fina que se pueda romper, lo digo por experiencia). Hasta ahí, todo normal. Luego una exfoliación suave con un producto de grano muy fino masajeando dedo a dedo y hasta más allá de las muñecas. Una delicia.
Después de lavar y retirar todo resto de producto con agua y un minijabón en exclusiva para ti, sobre la piel seca se aplica una mascarilla que se deja actuar 10 minutos enguantada para potenciar el efecto y, para las hiperactivas como yo, poder pasar las páginas de una revista (¿cómo me pongo al día si no? Peluquerías y similares, así como salas de espera son mis rincones de lectura ‘light’).
Más hidratación y nuevo masaje, ahora más concienzudo, no sabéis cómo se agradece para unas manos artríticas. Y esmaltado. Como base, utilizaron la de ajo y limón, también de Masglo y para color yo elegí el 72-Peach Daiquiri de Essie de entre una amplísima variedad de marcas y tonos. Salí encantada.
El color me duró casi una semana, algo raro en mí, y la sensación de bienestar en las manos, no lo sé, desde luego hasta hoy no (hace casi un mes, claro), será por eso que me he acordado de hacer este post, porque mis articulaciones (también el tiempo influye) me recuerdan que igual debería repetir el tratamiento.

Y para l@s que estéis por estos lares os recomiendo una visita al  lugar, merece la pena. Es un concepto de nailbar en donde confluyen e interactúan en perfecto equilibrio la moda y la belleza. Pequeñas colecciones de diseñadores exclusivos y diferentes. Un espacio decorado con muy buen gusto en el que te sentirás como en casa. Además del cuidado de pies y manos podrás disfrutar de tratamientos faciales/corporales y adquirir prendas únicas.

Si te gustó este tema, quizá también te interese

Y no te olvides que puedes compartirlo en tus redes:

1 comentario

  1. Tendré que probarlo!

Deja tu comentario

Da una calificación