Boda a 4 semanas vista

Boda a 4 semanas vista

cuidados para una boda
¿Te vas a casar? Además del vestido, el ramo, el banquete, el viaje y la lista de invitados, tu cara, tu cuerpo, tu pelo, tu piel, son los detalles más importantes a tener en cuenta antes del día de tu boda. Y cuando decimos antes, decimos un mes antes. No dejes el cuidado de la protagonista para última hora. ChiSpa te propone las siguientes recomendaciones que te ayudarán a hacer una planificación para las últimas 4 semanas para que llegues radiante al día de la celebración.

 

4 semanas antes

Prueba de peluquería y maquillaje. Es muy importante que esté coordinado con tu vestido. Lo mejor es, si vas a dar color a tu cabello, buscar tonos muy naturales con un brillo espectacular. Invertir en productos de calidad no solo en el salón, también para usar en casa de tal manera que tu cabello se encuentre sano, hidratado, manejable… Y en cuanto al maquillaje, este es el momento de hacer la prueba, dándole al profesional todos los detalles de lo que te gustaría, el vestido que llevarás, el recogido, la hora del día del evento, la duración…

Cambio de look. Si estas pensando en un cambio de imagen más allá de refrescar color y corte, no esperes más. Así tendrás tiempo de reacción si el nuevo look elegido no es lo acertado para tu gusto.

Diseño de cejas. mejor empezar con tiempo, ya que encontrar la línea perfecta de la ceja a lo mejor requiere un poco de esfuerzo. El diseño se basa en la fisonomía del rostro para definir las cejas y darlas forma de acuerdo con el tipo de cara y ojos de cada persona. Mediante el diseño de cejas, podemos lograr que un rostro redondeado parezca más fino y que los rostros excesivamente angulosos se dulcifiquen.

 

3 semanas antes

Limpieza de cutis. Debido a los tiempos que vivimos, tenemos factores que impiden que nuestra piel brille con luz propia: el estrés, la alimentación, los malos hábitos, la contaminación ambiental, etc. Una higiene facial es básica. La limpieza prepara, descongestiona y condiciona la piel para que los cosméticos actúen en profundidad. Haz una limpieza profesional completa para sanar, cuidar, descongestionar, devolver la vitalidad y luminosidad a la piel.

Tinte de pestañas. Ayuda a resaltar los ojos cuando las pestañas naturales son de color claro y apenas perceptibles. Puedes apostar por este maquillaje permanente que dura unos 2 o 3 meses y realza tu mirada de forma natural. También se puede hacer una permanente que las además rizará. Recuerda que todas las miradas estarán puestas en ti, tus ojos serán quienes saluden, sonrían, agradezcan… Deja que se vean con todo su esplendor.

Firmeza y definición de brazos. Los brazos son de las pocas partes del cuerpo que quedan totalmente visibles en un vestido de novia, por lo que es importante cuidar su forma. Aunque quedan sólo 3 semanas, se puede realizar entre 5 a 10 sesiones con radiofrecuencia, y conseguir una reducción de volúmen, reduciendo o eliminando flacidez, proporcionando una tonificación importante.

 

2 semanas antes

Scrub corporal. No hay ningún tratamiento que proporcione unos efectos más inmediatos que una buena exfoliación. Elimina las impurezas, deja la piel lisa y preparada para una correcta hidratación. Ideal también antes de hacer la depilación la semana previa a la boda y/o un tratamiento autobronceador, ya que abre los poros.

Vientre plano. Las acciones de este tratamientos favorecen la disminución de las sobrecargas lipídicas acelerando la eliminación de toxinas, tonifica las zonas flácidas, alisando la epidermis, favoreciendo la acción descongestiva y anti edematosa, asegurando un mejor drenaje de los tejidos. Resultados desde la primera sesión, hasta 3 centímetros de reducción. Así que si te haces uno o dos protocolos antes del día D, lucirás un perfil de escándalo.

Facial regenerante. Importante para lograr una estimulación a nivel dérmico total, y que la piel esté lisa, luminosa, perfecta para recibir el maquillaje el día de la boda.

 

1 semana antes

Depilación. Es esencial que la hagas con este margen para que no queden marcas ni piel irritada. Nunca hay que dejarla para el último día, sobre todo si se hace depilación con cera.

Manicura y pedicura. No hay excusas. Tanto manos como pies han de estar perfectos. Hidrata a diario para que lleguen impecables al día de la boda. Si te haces esmaltado semipermanente, te durará hata la luna de miel (si no son más de 15-20 días, claro).

Autobronceador cara y cuerpo. Si tienes una piel agradecida y has estado tomando el sol con mucha precaución durante todo este mes (es lo bueno de casarse en verano) puedes saltarte este paso, aunque lo más probable es que los acontecimientos te hayan impedido disfrutar de un buen baño de sol a diario (ya sabes, 20 minutos máximo). La buena noticia es que un tratamiento en cabina te proporcionará un tono justo y una piel jugosa, aterciopelada y luminosa que multiplicará por tres tu belleza. Exfolia, pero con suavidad, dejando los poros limpios y abiertos para la hidratación y la aplicación de la crema autobronceadora. Un color muy natural sin manchas, ni deferencias de bronceado.

Cabello impecable. A pesar de haber cuidado tu pelo a diario con los productos adecuados dale un capricho en forma de una buena exfoliación de cuero cabelludo y una mascarilla. Más nutrido, más sano, reflejará mejor el brillo.

Facial oxigeno. Háztelo uno o dos días antes de la boda y verás que es la mejor inversión. Lo hacen muchas celebridades de Hollywood, modelos de pasarela antes de un gran evento, concierto, antes de sus bodas…. porque la piel queda impecable, rellena, y con una textura inigualable.

Recuerda, ese día tú eres la estrella y para el resto de tu vida: ¡que seas muy feliz! Eso sí que aporta belleza.

Deja tu comentario

Da una calificación