Cirugía plástica a examen

Cirugía plástica a examen

 

Estos últimos días nos hemos aburrido de leer y escuchar comentarios sobre el nuevo rostro de Renee Zellweger, igual que hace un tiempo de Nicole Kidman. Podemos pretender que nos compadecemos, cayendo presa de las expectativas de la sociedad sobre las mujeres y el envejecimiento, y condenarla por querer parar el paso del tiempo. No obstante, las estadísticas demuestran que cientos de miles de personas, hombres y mujeres se someten a intervenciones de cirugía estética y procedimientos de medicina estética en todo el mundo, todos los años. De hecho es una tendencia que no ha hecho más que crecer, incluso en los peores años de la crisis.

Las mujeres y los hombres están empezando, cada vez más jóvenes a no sentirse bien con su aspecto físico, a no querer ver cómo envejecen…, buscando tener una apariencia más juvenil, obteniendo un aspecto de naturalidad tras la intervención, que no muestre que se ha sometido a un procedimiento de cirugía estética.

La cirugía plástica, por desgracia suele ser noticia en los medios de comunicación en aquellos casos en los que la misma se hace evidente:

• Casos en los que el resultado de una intervención de cirugía plástica sobre una celebrity, ha provocado una gran diferencia con el aspecto previo. Dentro de esta categoría podríamos incluir la reciente noticia, sobre el cambio de aspecto experimentado por la actriz Renee Zellweger, o la inexpresividad conseguida hace ya unos años por parte de la también actriz Nicole Kidman. Hay que tener en cuenta, que los ejemplos más obvios de la cirugía plástica que se han realizados algunas personas, lo son por los resultados obtenidos, evidenciando una falta de planificación y profesionalidad de sus cirujanos. Algunos ejemplos de ello: Bruce Jenner, Melanie Griffith o Lara Flynn Boyle.

Cirugía plástica a examen

• Otros son menos conocidos, debido en gran parte a que no tienen la repercusión mediática de sus protagonistas, y sólo en aquellos casos en los que el resultado final muestra unas graves deformaciones, o incluso fallece el paciente a los pocos días de la intervención, y entonces acaparan innumerables portadas.

No obstante, incontables actrices y todo tipo de celebrities, se someten a innumerables intervenciones de cirugía estética cada año, obteniendo los resultados esperados. A muchos de ellos se les reconoce una extraordinaria apariencia y lo celebran como tal, en portadas de revistas de moda, fotos de alfombra roja.

Cuando el resultado de la cirugía estética es bueno, y por ello prácticamente imperceptible, es cuando pensamos que la persona en cuestión ‘tiene un aspecto fantástico para su edad,’

Aunque es evidente la influencia que tienen las cirugías estéticas que se realizan los famosos, para posteriormente ver un aumento de las mismas intervenciones en personas normales, estas personas, en una grandísima mayoría, notan una mejoría muy importante en su aspecto físico, que pasa de forma imperceptible a simple vista.

Millones de personas están optando por la cirugía estética para mejorar su físico, pero para tener ese resultado esperado en importante tener en cuenta una serie de factores:

  • En primer lugar elegir un cirujano plástico acreditado y que nos ofrezca una confianza absoluta.
  • Pensar detenidamente junto con el cirujano plástico elegido, en los pros y contras de la intervención.
  • Pensar previamente en enfoques alternativos: algunos problemas que pueden ser resueltos de forma inmediata con una cirugía, tienen otras alternativas que se basan en la disciplina y la motivación. ¿Has probado todos los enfoques como por ejemplo la dieta y el ejercicio?
  • Si la persona tiene una baja autoestima y piensa en la cirugía como un método para mejorar la misma, probablemente no es un buen candidato, ya que la cirugía puede hacerte sentir mejor durante un período de tiempo, pero la autoestima no tiene nada que ver con la belleza externa.
  • Tener claras cuáles son las expectativas o resultados a alcanzar, esto es, ser honesto y pensar en el resultado final antes de tomar una decisión. No es lo mismo que nuestra expectativa sea la de aliviar un dolor de espalda, consecuencia de un pecho demasiado grande, (lo cual se conseguirá con certeza con la mamoplastia de reducción), que si lo que realmente esperas es un cambio de personalidad y autoestima.

Si eres honesto contigo mismo, y estás dispuesto a seguir estos puntos, podrás tener un resultado deseado consiguiendo un mejor aspecto físico, de forma casi imperceptible para los demás.

Ramón González-Fontana
Cirujano plástico de la scprecv.org 

Si te gustó este tema, quizá también te interese:

1 comentario

  1. La cirugía estética están mal vistos por algunos errores cometidos en este campo en los últimos años. Sin embargo, hoy hay muchos métodos que son seguras como la lipo laser, un novedoso sistema para eliminar la grasa localizada de forma definitiva.

Deja tu comentario

Da una calificación