Pregunta al farmacéutico

Pregunta al farmacéutico

 

¿Qué labial se lleva? ¿Cual es la mejor crema para broncearme? ¿Algún champú para cuero cabelludo sensible…? Preguntar al farmacéutico ya no es cuestión de ‘vida o muerte’, posología o efectos secundarios, interacciones o riesgos por ‘si olvidó tomar su dosis’. Hoy la farmacia se ha convertido en un establecimiento donde ir no sólo a comprar medicamentos, sino a informarnos de las últimas novedades cosméticas del mercado, alimentos dietéticos, productos de higiene, maquillajes, protectores solares, champús…

Hace unos días estuve , en la sede de L’Oréal de Madrid en el fallo de los premios Reload my Pharmacy, un concurso en el que 21 alumnos del Máster de diseño de interiores de la Escuela Internacional IED proyectaban el diseño de 10 farmacias. Quedé impresionada con la presentación de los trabajos. Espacios donde se integraban la naturaleza, circuitos de experiencia con cabinas de tratamiento, planchas de acero con ondulaciones que simulan agua, paneles que se abren y se cierran para exponer el producto, áreas de juego para niños junto a la sección infantil, sala de consulta, luces de efecto, escaparate con paneles digitales donde se anuncia ‘la oferta de la semana’…

Todo encaminado a hacer de la farmacia un espacio casi lúdico, que se puede incorporar en nuestra ruta cuando ‘vamos de compras’. El medicamento queda al final. Seguramente ya lo habéis notado si conocéis alguna farmacia de reciente creación. Yo tengo una en mi barrio y, acostumbrada a ir a estos sitios sólo a comprar tiritas, pastillas para el mareo o ibuprofeno, he de decir que me sorprendió la primera vez lo ‘lejos’ que estaba mi objetivo; tras pasar 3 o 4 islas de cuidado facial, bronceadores y alguno más.

 

Fiel reflejo del cambio que está experimentando nuestra sociedad, los farmacéuticos se están  adaptando a esta nueva etapa a marchas forzadas. Lo que antes era un lugar de paso obligado para situaciones de emergencia, hoy se está convirtiendo en un punto de venta con una imagen muy atractiva donde se venden productos de confianza.

 

CONSEJO DERMOPROFESIONAL

Hace poco más de dos años en un tema que escribí, perfumería versus farmacia, una farmacéutica me comentaba que “el consumidor que elige perfumería es por marcas con información y probadores, ambiente del espacio, sensorial. El que elige farmacias es por el consejo profesional con información de marcas con productos de calidad y contar con un asesor de salud más cercano”. Y otro farmacéutico, “los que se deciden por la farmacia perciben salud, confianza, consejo y bienestar, y en la perfumería, belleza, glamour, autoestima y estatus“. Tenían claro lo que les hacía falta para tenerlo todo, un espacio más atractivo, o atrayente. Y ese parece que es el camino que están empezando a recorrer.

Los consumidores podemos seguir beneficiándonos del consejo del farmacéutico en productos para nuestra piel. Como profesional de la salud con una formación en dermocosmética, sabe reconocer una formulación más cuidada y enfocada a minimizar los riesgos de alergia o específicos para diferentes tipos de pieles o con algún problema. Los productos de farmacia tienen unas exigencias mayores que las del Ministerio de Sanidad, sobre todo en lo referente a composición cuantitativa y cualitativa, seguridad y eficacia demostrada por estudios clínicos.

 

telefonosatencion.org

Pero todo esto que antes nos podía echar para atrás, como si usar una crema de farmacia fuera por ‘prescripción médica’, tiende a convertirse en algo muy chic, como ir a un espacio multisensorial a ver qué hay de nuevo en cuanto a tratamiento facial, o corporal, de maquillaje… con atención personalizada donde, además, podemos probar y preguntar.

 

1 comentario

  1. excelente post me gusto mucho

Deja tu comentario

Da una calificación