Turismo de belleza

Turismo de belleza

turismo de belleza

Nuestro país es centro turístico por antonomasia. Sol, playa, arquitectura, gastronomía… ¡y belleza!

Tengo que reconocer que a mí eso del turismo de belleza que tan de moda se ha puesto estos últimos años me choca. Una va a Córdoba a ver la Mezquita, a Granada a ver la Alhambra, a Santiago caminando, a Marbella a tomar el sol… Pero, ¿a pincharse botox, rejuvenecer con ácido hialurónico o ponerse unos hilos? ¿Eso son vacaciones? Pues sí, eso me cuenta el Dr. Mario Arqués, que ha basado su negocio precisamente en este tipo de ofertas. Avión, hotel y botox. De regalo, Plasma Rico en Plaquetas (PRP).

 

¿Pero de verdad la gente viene a Marbella a ponerse botox y pasar unos días de relax?

Claro, Marbella es un lugar de mucho turismo al que siempre apetece venir a dar una vuelta. Con la excusa de hacerte un arreglito, disfrutas de unos días de vacaciones“.

 

¿Y qué hacemos con el sol? Porque no puede tomarse el sol antes ni después de un tratamiento facial, pueden salir manchas, hematomas… Y tampoco podemos beber alcohol

No puedes exponerte al sol directamente, vuelta y vuelta, pero es que eso no debería hacerse nunca. Sí se puede, con la protección adecuada, disfrutar de paseos en la playa, sentarse en una terraza, comer al aire libre… Vamos lo que vienen siendo unos días de descanso saludables. Ene cuanto al alcohol tampoco debería ser un problema en la dosis adecuada y recomendablemente sana, una copa de vino al día, dos máximo. Si vamos a pasarnos de la raya, efectivamente no deberíamos ponernos botox, pues corremos el riesgo de que migre, pero las vacaciones son para disfrutar, no para emborracharse“.

 

¿Y qué es primero el huevo o la gallina? ¿Voy a disfrutar de un fin de semana y de paso me pongo botox? O ‘Necesito un retoque, me voy a Marbella de finde’?

Normalmente la gente viene específicamente a hacerse un retoque. Cuando llegan aquí ya tienen hora y sabemos lo que quiere y necesita, puede haber algún cambio de tratamiento por la valoración final, cara a cara, pero previamente ya ha habido intercambio de mails con fotografías, recomendaciones, etc. También tenemos clientes que pasan por la puerta, que están aquí de vacaciones y deciden hacerse un retoque. O que vienen recomendados por alguien que ya ha estado antes, pero sobre todo vienen a tiro hecho“.

 

¿Y por qué venirse hasta aquí?

Sobre todo por el precio, somos muy competitivos. No tanto a nivel nacional, en el que nos movemos en precios similares, como extranjeros. Un vial de Restylane para labios, surcos nasogenianos o líneas de marioneta o BioExpander para ayudar a generar colágeno viene costando unos 350 €  y además siempre tenemos alguna promoción; ahora regalamos un tratamiento PRP valorado en 300 € y es 100% natural ya que se extraen las plaquetas de la sangre del propio paciente. Retrasa la aparición de las arrugas y mejora sustancialmente la salud y la hidratación de la piel, generalmente con tres a cinco aplicaciones se obtienen excelentes resultados, aunque son visibles desde su primera aplicación. El Plasma Rico en Plaquetas es una renovación celular de la piel de dentro hacia afuera, que aparece más luminosa, tersa y rejuvenecida. Es ideal para aquellos casos en los que se desea mejorar de aspecto, aumentar la firmeza y luminosidad, etc. Solo este tratamiento, en Bélgica por ejemplo, de donde nos vienen muchos pacientes, es unas cuatro veces más caro. Por el precio que pagaría allí por un retoque, vienen aquí y pasan unos días“.

 

Pero también tienen pacientes de España

Sí, claro, también, y muchos. Piensa que a un médico estético vas en tu tiempo libre, por eso es muy fácil asociarlo, ‘me escapo un finde y me arreglo’. También tenemos muchos pacientes de la zona, Marbella es centro neurálgico y vienen a aquí de Málaga, Granada, toda Andalucía. Mucha gente vive aquí todo el año, o viene con mucha frecuencia… Y del resto del país igualmente llegan a pasar sus vacaciones y retocarse.

 

¿Y cómo se asocia vacaciones y belleza? ¿Tiene una agencia de viajes beauties?

No lo sé, eso lo lleva mi mujer. Ella durante mucho tiempo estuvo dirigiendo un grupo de agencias de viaje y ahora formamos un equipo. Yo me encargo de la parte médica y ella de captar clientes. Ninguno nos metemos en el trabajo del otro“.

 

Inmaculada (así se llama su mujer) ¿Cómo vendes el producto?

Después de tantos años dedicándome al sector turismo es fácil, tengo contactos con todos los hoteles, busco vuelos y preparo packs atractivos de precio. Me muevo a través de las redes sociales que es lo que mejor funciona hoy y contacto con los interesados. A partir de ahí ya es el doctor, vía mail, el que indica los tratamientos o en algunos casos cita informativa, y según el tiempo indicado o disponibilidad del paciente, se organiza el viaje, vuelo, hotel, citas…

Pues me han convencido, aunque en esta escapada no me decidí a ‘pincharme’ porque en mi visita relámpago solo estaba previsto la entrevista, sí aproveché para preguntar ‘qué necesito’ y quizá en otro ‘finde de relax’ me anime a subir un poquito el óvalo facial. Porque no estamos hablando de algo frívolo como en principio podría parecer esto de ‘turismo de belleza‘, que recuerda a aquellas fiestas de botox que tan de moda se pusieron hace unos años donde grupos de ‘cuasi médicos’ y faranduleros se reunían entre copas y agujas; no, estamos hablando de un profesional como el Dr. Mario Arqués, con más de 20 años dedicado a la medicina. Licenciado en Medicina y cirugía por la Universidad de Granada y Magister en Medicina Estética por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Un profesional que empezó su andadura en el Servicio Andaluz de Salud, y que después de muchos años de ejercer su profesión en Algeciras, decidió establecerse en Marbella donde desde hace un par de años dirige su clínica propia, además de seguir formándose a nivel nacional e internacional. Su máxima no es crear rostros en serie, sino proyectar exteriormente esa belleza que refleja bienestar y paz interior, “nuestro objetivo es buscar la perfecta armonía entre cuerpo y alma”.

Los avances en cirugía y medicina estética apuestan por la armonía facial y corporal. Para ello, el Dr. Arques y su equipo estudian las características físicas, psíquicas y emocionales de cada paciente. Hacen fotos de la zona a tratar desde todos los ángulos posibles para formar después un estudio en 3D y analizar ‘el problema’ en su totalidad. Así, los tratamientos médico-estéticos aplicados corresponden con las necesidades reales del paciente. Porque su objetivo es mejorar la calidad de vida con tratamientos que favorezcan el rejuvenecimiento y potencien la belleza desde el interior proyectándola armónicamente hacia el exterior. Por su clínica pasan muchas celebrities, puedes verlo en su web y comprobar que no son ‘fotocopias‘.

Visto lo visto, ¿qué tal una escapada beauty a Marbella?

Deja tu comentario

Da una calificación