Navidad, última llamada, Protocolo exprés

Navidad, última llamada, Protocolo exprés

 

navidad cuidados exprés

Noche Buena y Navidad, ya están aquí. Todo preparado para seducir a familiares y amigos. Con el estrés que conlleva, nuestro rostro pierde iluminación, hidratación y sufre las consecuencias de todo lo que conllevan los preparativos. Marina Rulló, Directora de Centro de Estética Rame, nos ofrece un sencillo y efectivo ritual para perfeccionar la piel en un tiempo récord que podemos hacer en casa.

Nuestra piel es como un lienzo que, si no está perfecto, por mucho que utilicemos buenos productos de maquillaje siempre tendremos como resultado un acabado que no estará a la altura de nuestras expectativas. Es importante saber cómo y cuándo aplicar los cosméticos adecuados. Si queremos evitar un rostro cansado y enmascarado, donde la lucidez de nuestro cutis ‘brille por su ausencia’ no podemos dejar para el último minuto nuestro momento beauty.

Noche previa

Marina Rulló aconseja una buena limpieza que podemos hacer con un aceite de germen de trigo. Para aplicarlo, realizaremos un masaje circular dando unos ligeros pellizcos por la zona de mejillas y el contorno del ovalo facial, para así estimular la reafirmación del tejido. Posteriormente, se retira con una toalla.
Acto seguido nos relajaremos durante 10 minutos con un velo de ácido hialurónico, ya que este es un gran captador de agua y aportará más hidratación a nuestras células. Para finalizar, aplicaremos una crema hidratante que contenga un alto grado de hidratación y si es posible, que contenga cera alba como principal componente, puesto que tiene la peculiaridad de mantener la hidratación durante las horas de sueño en nuestro tejido.

Al despertar

Repetiremos nuestro ritual de limpieza y volvemos a aplicar la crema hidratante para conseguir que durante el día la piel se mantenga con un alto grado de humedad, y poder aplicar por la noche los productos de reafirmación y luminosidad y lograr que tengan un efecto mayor. Además, evitaremos los excesos de brillos con el maquillaje, ya que nuestra piel tendrá suficiente tiempo para ir absorbiendo el producto.

Antes de maquillarnos

cuidados de navidadLavaremos nuestra cara con agua bien fría, y en el caso de tener bolsas aplicaremos para la desinflamación unas cucharillas de café sobre la cuenca del ojo, habiendo puesto éstas previamente en el congelador, y volveremos a limpiar con el aceite. Una vez retirado, aplicaremos un sérum de colágeno, que es el que aportará firmeza al tejido y la luminosidad necesaria para deslumbrar. Finalizaremos el ritual, con una crema pre-base para que tu maquillaje resista toda la noche. Para dar volumen a tu labio recurriremos a un labial que contenga Hialuronato de Sodio o Glicerina. Para conseguir un efecto más voluminoso, lo aplicaremos directamente en el labio con un cepillo de dientes de cerda suave.

Marina Rulló, aconseja que si al día siguiente de la celebración tienes otro compromiso familiar NO recurras a productos efecto Flash, ya que estos actúan de forma momentánea, lo que hará que al despertar tu piel luzca peor.
Siguiendo este sencillo y efectivo protocolo, conseguirás unos resultados visiblemente reales dignos de un tratamiento en cabina, eso sí, recuerda que este ritual podría ser denominado como ‘efecto cenicienta’, es por ello que se recomienda mantener una piel tratada por expertos en cada una de las estaciones del año. Nuestro cutis pasa por diferentes fases y no podemos luchar contra la ley de la gravedad, y afortunadamente, vamos cumpliendo años….

Deja tu comentario

Da una calificación