Beso a beso

Beso a beso

Usuarios

Una  boca bonita nos atrapa en cada gesto. Cuando habla, cuando ríe, cuando se mordisquea como sin querer… ¿El secreto? Proteger, reparar y nutrir sus labios.

La piel de los labios es muy sensible y delgada, sin apenas producción sebácea, por lo que se irrita y agrieta fácilmente. El frío, el viento, el agua y demás agentes externos contribuyen a que la boca pierda su lubricación natural, deshidratándose. Una sonrisa de labios secos es lo más alejado de un guiño de seducción.

La exposición a los agentes externos reseca y endurece los labios, principalmente el inferior, y origina descamación de la parte superficial de la piel, lo cual resulta poco estético. Pero también la dieta es piedra de toque de toda belleza, incluida la de los labios. Si los tuyos siempre están secos y agrietados puede ser por falta de ácido fólico, vitamina B2, B6 o B12. ¿Tomas suficientes vegetales de hoja verde, cítricos y levadura?

 

BIEN TRATADOS

Resueltos los problemas de alimentación, evita mojar tus labios con la lengua: la saliva tiene enzimas poderosas que los resecan. En época de frío es particularmente necesario darles protección, para que la acción de las inclemencias del tiempo no los deshidrate y arrugue. Exfólialos cada semana con un producto específico o un cepillo de dientes; la superficie quedará suave y sana.

Poder en crema. Un aliado muy valioso son los bálsamos que ayudan a resguardar la piel y son resistentes a la humedad. Aplica cada noche, antes de acostarte, un hidratante labial. Lleva siempre un bálsamo encima y úsalo cuando los notes resecos.

 

Eye And Lip Contour (120 €), Shiseido.
La Crème Parfaite Yeux Et Lèvres (113 €), Carita. Nourishing Lip Balm (78 €), Chloé.
KissMix (20 €), Eve lom.

Sensualidad en estado puro. Las mujeres adoramos las bocas carnosas, jugosas, con color o muy naturales, pero siempre con ese halo de luz que se intensifica en cada palabra cuando jugamos a la seducción. Colores hay muchos, intensos o nude. Los primeros destacan por su estilo y transforman el rostro incluso en las situaciones más cotidianas. Una boca nude recrea texturas y capas luminosas que mejoran y perfeccionan la base natural. Pero recuerda: sólo brillarán en todo su esplendor si los aplicas sobre una base suave y lisa, sin pieles ni arrugas de más.

Un toque de misterio. Si lo que buscas es dulcificar los rasgos, apuesta por un tono nacarado y luminoso. Quedarán más carnosos si los perfilas a juego con el color natural de tus labios. Rodéalos con pinceladas suaves y discontinuas, no dibujes una línea gruesa.

Si tienes los labios finos, abusa del brillo: les aportará volumen. Incluso puedes jugar con productos que, en su composición, lleven ingredientes como la pimienta, que hace que tus labios se hinchen ligeramente al aplicarlos, dándoles más volumen.

¿Quieres un aumento? Pínchate ácido hialurónico

Si tienes los labios demasiado finos o con el contorno desdibujado, o si con el paso del tiempo han perdido su perfil y están invadidos por numerosas arruguitas (‘código de barras’), puedes ponerte una inyección de Restylane Lip, ácido hialurónico estabilizado de origen no animal. Quedan naturales, más hidratados y con un perfil definido. La duración es de 8 meses y los riesgos de alergia son mínimos, porque el organismo lo reconoce como propio. De 450 a 600 €.

3 Comentarios

  1. Gracias por los tips, son sencillos de seguir y creo que ayudarán mucho. Saludos!

  2. A mí los labios se me secan mucho, aunque no se me llegan a agrietar casi nunca. Los cuido bastante, o más los protejo, pero a veces pienso que cuando más cacao uso, más fácil es que se me sequen. Parece que los labios se acostumbran a ello y, en cuanto estoy un par de días sin usarlo, me lo piden.

    • Eso es algo que parece que pasa siempre con todos los cuidados. El cuerpo se acostumbra a la crema, el pelo al suavizante… Y parece que cada vez ‘piden más’. Y es que lo bueno gusta a todos, incluidos nuestras partes del cuerpo. A la larga verás que merece la pena el cacao diario, los labios envejecerán menos y se mantendrán jugosos y ‘gorditos’ más tiempo. Con los años se afinan, y la hidratación ayuda a mantenerlos más gruesos.

Deja tu comentario

Da una calificación