Dormir, la clave del bienestar y la belleza

Dormir, la clave del bienestar y la belleza

 

¿Sabías que dormir menos horas de las necesarias puede generar ansiedad, apatía, falta de concentración, tristeza y, además, perjudicar tu belleza? Los expertos recomiendan un descanso reparador entre 6 y 8 horas diarias para una buena calidad de vida, mejor salud y piel luminosa.

Dormir es la mejor cura de belleza, nuestro cuerpo necesita un tiempo para reponerse porque, aunque no nos demos cuenta, está sufriendo agresiones permanentemente. Sol, viento, contaminación… están ‘rasgando’ nuestra piel, maravilloso escudo protector de todos los demás órganos.

Por eso necesita repararse al final de cada jornada, mientras dormimos. Es en ese momento cuando se activan todas las funciones capaces de multiplicar las células, crear colágeno y elastina, secretar hormonas de crecimiento, reparadores cutáneos  que sólo se activan si estamos dormidos. Si el descanso es deficiente repercutirá en todo nuestro organismo, a nivel intelectual, emocional, físico y psicológico.

Para estar sanos y guapos hay que dormir y si es posible seguir el ritmo de la luz, es decir que la noche nos acompañe para un sueño reparador. Si tenemos problemas de insomnio o un descanso interrumpido, buscaremos el modo de solucionarlo. Establecer rutinas y ayudarnos de armas que faciliten el descanso. Leche caliente, infusiones relajantes, alimentos ricos en triptófano, unos minutos de meditación, ejercicios relajantes…

Podemos recurrir a complementos alimenticios suaves. Algunos expertos recomiendan Sedatif para evitar trastornos del sueño. Si nos despertamos con frecuencia o notamos que dormimos inquietos, buscaremos trucos para solucionarlo. Juegos sencillos como buscar nombres que empiecen por ‘a’, visualizaciones apacibles… Dormir, es lo más importante para estar bien física y psíquicamente.

dormir

Si sufrimos de insomnio o nos cuesta conciliar el sueño, es necesario optar por remedios naturales que nos puedan ayudar dormir de forma plácida. La homeopatia está  basada en una concepción integrada del ser humano en cuanto a su psique y su cuerpo, por eso muchos de sus remedios nos pueden venir bien cuando estamos pasando por un período de estrés o desasosiego que nos impide encontrarnos a gusto con nosotros mismos y por tanto descansar plácidamente.

También podemos seguir algunos consejos básicos como no tomar café ni bebidas excitantes horas antes de acostarnos. Alcohol, tabaco y productos ricos en azúcares tampoco son recomendables porque pueden alterar el ritmo de sueño. Sin embargo sí se aconseja tomar un vaso de leche templada. También funciona darse un baño de agua templada al que podemos añadir unas gotas de aceite de lavanda.

Recuerda, un sueño reparador es básico para que el organismo funcione bien, para un buen estado de ánimo, una mente despierta y una piel radiante. Si no consigues solventar tus problemas de insomnio o despertares nocturnos, no dudes en acudir a un profesional.

Deja tu comentario

Da una calificación