Gafas de sol, la mejor protección para los ojos en verano

Gafas de sol, la mejor protección para los ojos en verano

gafas de sol

Protegerse los ojos con gafas de sol en verano puede evitar afecciones visuales. Los expertos insisten en extremar las precauciones ante la exposición solar, para evitar lesiones en los ojos.

Según datos del Consejo General de Ópticos-Optometristas de España los problemas oculares aumentan un 25% durante los meses estivales, de ahí que sea aconsejable proteger de forma especial los ojos en esta época el año. Las gafas de sol, aliado imprescindible durante todo el año, cobran mayor importancia en el verano, época en la que se incrementa la exposición continuada frente al sol.

Con o sin graduación, siempre deben ser homologadas y adquiridas en establecimientos ópticos. Muchas veces se consideran un accesorio de tendencia, pero además de pensar en cuestiones de moda, ante todo hay que informarse de qué tipo de gafas son las idóneas para minimizar posibles lesiones en los ojos.

La acción de los rayos ultravioleta sin la protección adecuada puede tener consecuencias negativas como irritación de la superficie ocular, aceleración en la formación de cataratas, degeneración macular en la retina, queratitis o conjuntivitis, entre otras afecciones que a largo plazo pueden provocar problemas visuales más graves. A diario estamos expuestos a pequeñas dosis de radiación ultravioleta que van acumulándose y que con los años pueden acabar dañando los tejidos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta desde hace tiempo que, debido al deterioro de la capa de ozono de la atmósfera, han aumentado enfermedades oculares como la queratoconjuntivitis actínica, las degeneraciones retinianas, las úlceras corneales, así como más cataratas y de forma más temprana.

Además, no hay que olvidar que la piel de los párpados es muy sensible y puede sufrir un daño progresivo por la acción solar. Las gafas de sol también protegen esta zona tan delicada evitando su envejecimiento prematuro, manchas, bolsas, flacidez.

En cuanto a los pequeños, colectivo vulnerable frente a los rayos de sol, el Dr. Óscar Gris Castellón, médico especializado en córnea, catarata y cirugía refractiva de la Fundación IMO (Instituto de Microcirugía Ocular) recomienda que deben acostumbrarse a usar gafas de sol y más tras el confinamiento que han soportado. “Igual que en otras situaciones, si los niños ven que sus padres llevan gafas de sol, será más fácil convencerlos de la importancia de su uso. Sobre la tipología de gafas, tienen que ser muy cómodas, con material flexible, para que puedan moverse con facilidad y elegir el lente adecuado. Igual que protegemos su piel para que no se queme, con los ojos ocurre lo mismo, máxima protección”, indica Fabio Delgado, director óptico de Cottet.

 

Qué gafas usar

Hay que incidir siempre en la importancia de comprar gafas de sol homologadas y certificadas con el distintivo de la CE y el UV, que indica la protección a los rayos ultravioleta. Y olvidar las gafas de sol sin certificado de calidad, ya que perjudican seriamente la salud visual.

Lo más importante es que los cristales tengan filtros homologados que protejan frente a la radiación ultravioleta. Es mejor no usar gafas que llevar unas de dudosa calidad ya que unos cristales oscuros que no filtren la radiación UV, hacen que la pupila se dilate, y por tanto que entre más radiación en el ojo, lo que resulta dañino”, asegura Fabio Delgado.

La Unión Europea había basado el reconocimiento de su marcado CE en una escala de 5 tipos de filtros que van desde el 0 hasta el 4, de menor a mayor protección frente a los rayos solares.

  • Las de categoría 0 dejan pasar al menos el 80% de la luz visible y se usan para ambientes externos con poca luz
  • Las de categoría 1, cuya transmisión se encuentra entre el 43% y el 80%, pueden ser fotocromáticos, y aconsejables para ciudad
  • Las de categoría 2, filtros con transmisiones entre el 18% y el 43%, se usan para la práctica de deportes como bicicleta, running, etc. y también para ciudad o para ambientes con niebla o días nublados
  • Las de categoría 3, filtros con transmisiones entre el 8% y el 18%, están indicados para ambientes muy soleados, para la conducción, práctica de deportes o si estamos en el mar o en la montaña
  • Las de categoría 5, que solo transmiten entre el 3 y el 8% de la luz, serían adecuados para zonas de alta montaña, para práctica del esquí y deportes acuáticos.

 

El color también importa

gafas de solNo es cuestión de tendencia elegir un color u otro de cristales, cada uno de ellos tiene su razón de ser, más allá de las modas, a la hora de proteger la retina.

  • Negros polarizados: Diminuyen la distorsión y los reflejos, aunque en condiciones de poca luz reducen también la visibilidad. Se recomiendan para la conducción de día, siendo un elemento que reduce en 7 metros la distancia de frenado a 80 Km/h, según estudios europeos de movilidad y seguridad. También son recomendables para deportes náuticos y de alta montaña. Los cristales antirreflejo, son parecidos a los polarizados, pero evitan la molestia de los rayos reflejados en la superficie de los propios cristales, permitiendo así que la visión sea mucho más nítida.
  • Marrones, verdes y azules, son los que menos alteran los colores de la visión, siendo el verde el que ofrece mayor confort visual.
  • Rosas, resaltan las sombras y los contrastes aumentando su eficacia en condiciones de poca luz.
  • Amarillos, ámbar y rojo, son lentes muy versátiles ya que filtran la luz azul y definen las sombras. Es una opción válida para todas las condiciones.
  • Transparentes, usadas en condiciones de muy poca luz o de noche. Espejeadas, son las idóneas para mejorar el contraste, perfectas en días de luz. Es cierto que están muy de moda, pero recuerda que lo más importante es conocer el tipo de filtro que tienen.
  • Fotocromáticos, se adaptan a las condiciones lumínicas del exterior, lo que aumenta su utilidad en cualquier condición climática.

Deporte y protección ocular

Cuando realizamos deporte estamos expuestos a una radiación solar importante, especialmente entre las 12.00 y las 15.00 h, y en la medida de lo posible hay que evitar la llegada de radiación ultravioleta al ojo. El Dr. Gris Castellón, afirma que “además, con el uso de gafas de sol podemos prevenir la entrada de cuerpos extraños«.

Cuidar y desinfectar las gafas

Es importante guardar las gafas en funda para evitar ralladuras y que se puedan deformar las patillas. La limpieza es necesaria para alejarlas de posibles bacterias limpiándolas a menudo usando gamuzas con agua y jabón.

Deja tu comentario

Da una calificación