Hilos tensores para zonas conflictivas: rodilla, cara interna de brazos y muslos

Hilos tensores para zonas conflictivas: rodilla, cara interna de brazos y muslos

Imagen de adamkontor

 

Seguimos hablando de cuerpo. Es verano y el traje de baño no deja tregua. Vemos ‘desperfectos’ más allá de nuestras caderas, sobre todo si ya hemos cumplido algún año de más. La rodillas, eternas olvidadas, envejecen más deprisa de lo que nos gustaría y la cara interna, tanto de brazos como de muslos, se descuelga inexorablemente pasados los 40. Si aun no has llegado a esa edad, no olvides hidratar y reafirmar esas zonas con cremas específicas. Siempre hidratamos de hombro a muñecas y de glúteos a rodillas sin pasar por dentro de nuestras piernas y brazos, y a la larga, aparecen las ‘alas de murciélago’ y la flacidez en la cara interna de los muslos.hilos para la flacidez

Pero si la flacidez ya se ha instalado, una de las mejores soluciones para revertirla son los hilos Princess de PDO (polidioxanona) de los Laboratorios Croma. Permiten una mayor generación de colágeno, tienen gran capacidad de tracción, por lo que resultan muy efectivos para combatir la flacidez en esas zonas especialmente vulnerables al paso del tiempo y a la gravedad, como son las rodillas y la cara interna de brazos y de los muslos, como decíamos más arriba. Es un tratamiento mínimamente invasivo, tensa y reposiciona los tejidos, provocando a la vez formación de nuevo colágeno y estimulación de los fibroblastos, y así aportar firmeza y elasticidad a la zona.

Los hilos tensores no provocan alergias ni rechazo al ser materiales biocompatibles y reabsorbibles . “Los resultados óptimos se obtienen en personas con flacidez leve o moderada en la región inmediatamente superior de las rodillas, pero sin sobrepeso porque el exceso de grasa, en dicha zona, provocaría mayor caída de los tejidos. En los brazos funciona muy bien con flacidez leve o moderada, incluidos aquellos que realicen ejercicio físico y que aun así no consigan combatir la laxitud de los tejidos, en dicha zona y en general, que no tengan sobrepeso”, comenta la Dra. Vanessa de San Gregorio del Grupo de Dermatología Pedro Jaén.

 

Tratamiento en las rodillas

En esta zona se utilizan los mini hilos screw, que redensifican el tejido, y se combinan con los espiculados, que traccionan la piel hacia arriba. La piel de las rodillas es más fina y hay menor tejido graso, al estar la articulación. Al combinar ambos tipos de hilos se aporta mayor soporte y tensado a los tejidos. Se insertan con una aguja que sirve de guía. Una vez dentro, se anclan, luego se retira la aguja y el hilo queda dentro. Alrededor del hilo se va generando un ovillo de colágeno y elastina que es lo que perdura, una vez que el hilo se reabsorba.

De media, en cada rodilla se suelen poner unos 20-25 hilos aprox. Nada más terminar el tratamiento ya se aprecia un efecto tensor inmediato, aunque la verdadera firmeza es progresiva, con resultados máximos a los 4-6 meses después de ser implantados. Los resultados duran año y medio aproximadamente.

PVP: 900-1000 €

 

Cara interna de brazos

Revertir la flacidez en los brazos

Imagen de AllClear55

En los brazos combino los minihilos screw + monofilamento ya que la piel de esta zona precisa mayor soporte y no hay que incidir tanto en la tracción, sino en crear una estructura subyacente que combata el descolgamiento tisular -explica la Dra. Vanessa de San Gregorio-. Al igual que en las rodillas, el mecanismo de acción del hilo es estimular al fibroblasto a generar colágeno y elastina creando un ovillo alrededor del mallado que perdurará tras la reabsorción de las suturas”. En cada brazo se suelen poner unos 30-35 hilos, con los mismos efectos y resultados satisfactorios que en las rodillas.

PVP: desde 800 €.

 

Cara interna de muslos

La Dra. Vanessa de San Gregorio combina en esta zona mini hilos de 3 tipos: monofilamento, screw y espiculados. “Personalizo cada caso, así, empleo más del tipo monofilamento o screw, si lo que quiero es redensificar la dermis porque la piel esté muy adegazada, o más cantidad de hilos espiculados, cuando se precisa una mayor tracción del tejido”. En la cara interna de los muslos se insertan, por lo general, creando un mallado en forma de cuadrícula. De calibre semejante al de un pelo, el hilo se va anclado a una aguja muy fina que sirve de guía. “En determinados casos uso cánula para su inserción, en lugar de aguja, en función de la zona que esté tratando, del calibre del hilo que utilice, del peso del tejido que quiera ‘levantar’…

Tras su aplicación, ya se nota un efecto tensado de la zona. A los 2-3 meses, los hilos de PDO (la media es de 35-40 hilos por muslo) se reabsorben y desaparecen, pero la eficacia continúa ya que permanece el entramado de colágeno y elastina que se ha ido formando en torno a ellos, por eso el resultado es progresivo en los meses posteriores, pues se basa en estimular al fibroblasto para que cree nuevo colágeno y elastina, obteniendo su punto álgido de eficacia a los seis meses de infiltrados. La media de duración de los resultados está en año y medio y 2 años.

PVP : entre 900-1.000 €

hilos pdo contra la flacidez de muslos

Imagen de adamkontor

Más información

  • Grupo de Dermatología Pedro Jaén. Tel. 91 431 78 61. Madrid ·
  • Clínica Dermatológica Internacional. Tel. 91 444 97 97. Madrid
  • Clínica Ruber. Tel 910 687 777. Madrid
  • Clínica Vila-Rovira. Tel 932 41 78 88. Barcelona
  • Bayés Clínica. Tel 938 81 65 00. Barcelona
  • Clínica Cipsalut. Tel 938 81 65 00. Barcelona
  • Clínica GOVE. Tel 956 36 01 96. Cádiz · Clínica Aroma. Tel 952 57 12 79. Málaga
  • Graal Clinic. Tel 666 25 80 02. Málaga

Deja tu comentario

Da una calificación