<h2>María Castro</h2><em><h3> “Mi lema en la vida es no realizar una operación biquini”</em></h3></h1>

María Castro

“Mi lema en la vida es no realizar una operación biquini”

maria castro actriz

Probablemente, si sigues a esta actriz pelirroja, con pinta de adolescente a pesar de sus 37 años, y un currículo que pasa por ser maestra, gimnasta y licenciada en INEF (Ciencias de la Actividad Física y del Deporte), la hayas visto hace unas semanas posando en ropa deportiva con un cuerpo más que saludable. ¿En plena operación biquini y por eso nos quiere dar envidia? “Mi lema en la vida es no realizar una operación biquini. No intento estar bien para el biquini, intento estar bien para mí. El año es muy largo para solamente dejarse la piel durante tres meses. Y cuando hablo de estar bien no hablo de tener abdominales, ni de estar bien físicamente para los demás, sino para uno mismo. Soy madre, tengo que cargar una niña en brazos muchísimas veces, porque además soy de las de coger; porque ya se cansará de que la coja, he sido gimnasta y tengo muchas lesiones acumuladas en cuello, como no esté fuerte, no solo es que no pueda con la niña, sino que me anula un poco para hacer mi vida, por eso intento siempre estar tonificada, saludable“.

María Castro

María Castro en el evento de Granini 100% fruta

 

Así de espontánea se expresaba María Castro cuando nos la encontramos en un evento como madrina de Granini, 100% fruta en el que aprovechamos para hacer algunas preguntas sobre su rutina de cuidados por dentro y por fuera, además de sobre el consumo de fruta “que si tengo tiempo de comerla en casa la tomo entera en el desayuno, pero con el estrés de vida que llevamos hoy muchas veces no da tiempo. Meterse un zumo de frutas en el bolso ayuda mucho a poder tomar esa dosis necesaria de fruta al día. ¿Qué va a haber de malo en un producto que es natural, que es 100% fruta, está sabroso, no tiene azúcares añadidos, y además es cómodo?“.

 

Y es que a María le gusta cuidarse y, sobre todo, hacer deporte. “Yo creo que esa liberación de endocrinas que te proporciona el deporte hace que tú estés más contenta. Me cuesta a veces como a todos, no siempre voy feliz al gimnasio cuando bajo a hacer mi rutina, tengo mi pereza, pero intento no escuchar a la pereza y cuando termino, te aseguro que estoy mucho mejor y los dolores que tenía al levantarme de la cama han desaparecido“.

 

Belleza eres tú: ¿Y cual es tu rutina?

María Castro: Intento hacer ejercicio aeróbico para arrancar, 15-20 min, no suelo correr porque tengo muchas lesiones acumuladas en rodillas, prefiero elíptica, bicicleta, o andar más rápido (a veces voy con el perro por el parque) más tiempo, 30-40 min. Después un circuito, que lo estoy poniendo ahora en redes sociales también para animar a la gente a hacerlo, 5-6 ejercicios de unos 30 s de duración, sin descanso, muy dedicados al abdomen, porque al haber sido madre esa parte tiene que recuperarse del todo. Intento hacer 4-6 series y vuelvo a terminar con ejercicio aeróbico otros 10 minutitos para volver a relajar la musculatura, y estirar siempre por supuesto.

 

BeT.: ¿Lo haces por tu cuenta o vas al gimnasio?

M.C.: Después de ser madre recurrí a un entrenador personal porque me daba miedo hacerlo mal, tengo una cesárea y no me atrevía con según qué gestos por si fastidiaba el abdomen, al fin y al cabo es una operación muy agresiva. Pero como yo he sido gimnasta y luego hice INEF, pues ya con las pautas que él me dio y estando recuperada, no necesito que nadie me esté motivando para animarme, yo la pereza no la escucho, voy directa a lo que tengo que hacer.

 

BeT.: ¿Qué es belleza para ti?

M.C.: Naturalidad, es no aparentar ser quien no eres, no ponerse ningún disfraz ni ninguna máscara para el día a día, ni a nivel de vestuario, ni de maquillaje, ni de pelo, creo que una sonrisa en la cara es el mejor maquillaje y la forma de sentirse más bella y creo en el sacarse partido pero no para ser nadie en especial, no para parecerse a nadie, sino en intentar ser la mejor versión de ti misma a nivel físico y a nivel mental. Yo creo que estamos en este mundo para que mientras estemos aquí nos esforcemos en ser mejores personas para el resto del mundo porque se merecen recibir nuestra mejor versión, tenemos que ser lo mejor que podamos llegar a ser.

María Castro

 

Creo en el sacarse partido pero no para ser nadie en especial, sino para intentar ser la mejor versión de ti misma a nivel físico y a nivel mental

 

BeT.: ¿Tu relación con el maquillaje?

M.C.: En el día a día muy poca. A veces me echo polvos de sol porque mi piel es muy blanca y con pecas, y lo que sí me suelo poner es máscara de pestañas, porque como son pelirrojas y no se ven, me parece que me quedo como sin expresión en la cara, algo de color en el labio, porque también soy rosa al completo, y nada más. Dejo que el pelo se seque al viento, no meto artificio con plancha ni rizador.

 

BeT.: ¿Y cómo te llevas con el sol?

M.C.: Me protejo mucho la piel. Me gusta mucho el sol, soy de costa, me crié en Vigo y soy incapaz de no ir a la playa, pero uso protección 50 siempre. Y me protejo todo el año, mi crema de día tiene protección 50. En el cuerpo solo si voy a la playa, o cuando estoy sentada en una terraza. Llevo siempre una cremita protectora en el bolso y me la aplico si veo que me va a estar dando el sol en las piernas o los brazos.

 

“Me gusta mucho el sol, soy de costa, me crié en Vigo y soy incapaz de no ir a la playa, pero uso protección 50 siempre”

 

BeT.: ¿Y a tu niña cómo la proteges?

María tiene una niña, Maia, de tres años de edad, nacida de su relación con José Manuel Villalba, su actual marido.

M.C.: Mi niña es ‘marrón’, nada que ver conmigo, yo creo que soy de las únicas madres que cuando va a la playa me protejo primero yo, y luego mi hija -ríe-; porque tiene una piel gruesa, preciosa, por supuesto la protejo, sé que el sol es muy agresivo, pero no va a tener mis problemas de piel nunca, seguro.

 

BeT.: ¿Qué no puede faltar en tu bolso?

M.C.: Un brillo de labios, una máscara, un colorete, una crema hidratante y una barra de árnica para los golpes, con los niños ya se sabe.

 

María Castro

LimboAgency_GRANINI.jpg

BeT.: ¿Te cuidas también por dentro?

M.C.: Intento alimentarme de una forma variada y completa, tocar todos los grupos de alimentos sin excepción, cocinarlos de la manera que se deben cocinar, evitando demasiadas grasas. Siempre que el artículo sea bueno no necesita demasiado artificio para ser cocinado. Sí sé que voy a comer fuera y no me convence el menú, intento llevarme un tupper con lo que me haya sobrado de la cena del día anterior, para fomentar esta alimentación sana que yo quiero, y siempre llevarme snacks en el bolso para evitar tener que recurrir a cualquier máquina de vending en los momentos de bajón que me entre el hambre y coger algo envasado. Suelo llevarme frutos secos, un zumo, para intentar acallar el ‘gusanillo’. Y luego hacer ejercicio todo lo que pueda. Cuando no trabajo hago más ejercicio, y cuando tengo menos tiempo para hacer mi rutina diaria, procuro moverme más andando, subir las escaleras en vez del ascensor…

 

BeT.: ¿Algún pecado?

M.C.: El chocolate, aunque ahora procuro ir al negro sin azúcares añadidos, pero reconozco que me cuesta mucho. Lo que intento es que cuando me da el capricho me lo tomo, pero lo dosifico, me parto un trocito y me voy al sofá, pero no me llevo la tableta.

 

BeT.: Ya sabemos un poquito más de ti, ahora dinos ¿Quién es María Castro?

M.C.: Una gallega incondicional, muy alegre, muy trabajadora, muy amante de mi familia, defensora hasta lo insospechado. Cabezota, cuando se me mete algo entre ceja y ceja voy a por ello. Para lo bueno y para lo malo, porque mi lema es ‘si yo quiero, puedo’, da igual lo que se me ponga por delante, y así intento también educar a mi niña. También soy muy amante de mi trabajo.

María Castro

Mayte Martínez con María Castro, el pasado 12 de junio en el evento Granini 100% fruta, Madrid

 

Deja tu comentario

Da una calificación