Cuidados muy personales

Cuidados muy personales

Hoy toca perfumes, fragancias y cremas de cuerpo en forma de cofres, esponjas, champús en seco, rápidos y fáciles de usar, y truquitos para no engordar.

Estas son semanas de muchos eventos pero pocas novedades propiamente dichas, y las que nos han contado las he ido escribiendo sobre la marcha porque todo es de cara (bueno y también de cuerpo) para estas fiestas, que si tratamientos flash, comidas ligeras, peinados y maquillajes… ¡Que empiece la fiesta!. Y lo que todavía no os haya contado, irá saliendo en los próximos post, supongo. Así que hoy más que lo que he visto de visiteo por ahí, os cuento lo que me ha llegado directamente aquí. Por ejemplo:

Una casita en Arles. ¡Qué mas quiera yo que fuera cierto! Es simulada, monísima eso sí pero de cartón. Me la mandaron de L’Occitane en Provence y una edición limitada para celebrar el lanzamiento de su línea perfumada Arlésienne. Flor de azafrán, rosa y violeta, tres notas florales que se fusionan para revelar el sublime, elegante y misterioso aroma de Arlésienne. No se vende, y sólo estará disponible hasta el 31 de diciembre o hasta agotar existencias en tiendas y online a partir de 15 € de compra con el código MADRIDCONF. O sea que a lo mejor ya no la encontraos, pero no os preocupéis, L’Occitane tiene unos cofres de regalo para todos los gustos, repletos de productos naturales inspirados en el arte de vivir mediterráneo.

loccitane

 

 

También me llegó el Champú seco de Klorane, que parece una bobada, pero oye que cuando lo pruebas, es un invento. Recuerdo yo que hace años (bastantes), estaba de moda esto de los champús secos, pero luego desaparecieron prácticamente. De hecho cuando me llegó éste me acordé de una compañera de redacción que cada vez que tenía un evento al que ir directamente sin pasar por casa me pedía si tenía un champú seco en el armario (las periodistas de belleza tenemos armarios con las cosas más inverosímiles, desde antiarrugas de última generación a ceras para el bigote, limas para las durezas o geles para rejuvenecer el …). Pero no, nunca tenía champú seco. Hasta hace un par de años prácticamente habían desaparecido y yo nunca los eché en falta. Mi compi parece ser que sí. Y es que sobre todo para las que tienen el pelo graso, es un invento. En cinco minutos el cabello queda limpio y fresco. Se aplica como si fuera una laca, pulverizando bien, mecha a mecha desde la raíz a unos 30 cm de distancia. Se deja actuar y se cepilla, preferiblemente con la cabeza hacia abajo.

 

 

 

 

También me llegaron varias dosis de Turboslim Calorilight de Forté Pharma, la solución para los excesos navideños. No soy muy amiga de estas ‘pastis’ pero he de reconocer que funcionan y cuando te pasas (como es normal en estas fechas) se agradecen. Como algo puntual, antes de un atracón de fuá, cochinillo, cordero o similar, son mano de santo. Absorben hasta el 50% de las grasas y azúcares de las comidas más calóricas. Es decir, tú disfrutas igual de la comida, pero si antes de ésta te tomas 2 pastillas tu cuerpo limita la absorción de grasas ingeridas y, además, como tiene efecto saciante, tienes menos ansia de comer y te das antes por satisfecho.

 

 

 

¡Ah! y también me llegó una esponja de baño. Es especial para pieles sensibles. Suave y muy agradable al tacto es de QVS y es justo lo que necesita mi piel para no dañar su barrera hidrolipídica.

 

 

 

 

Y no os aburro más por hoy, que estamos ya casi de fiesta y lo que importa es disfrutar.

Belleza eres tú te desea

¡Feliz Navidad!

Deja tu comentario

Da una calificación