Patinaje sobre hielo, brindemos por él

Patinaje sobre hielo, brindemos por él

 

Brindemos sí, por el patinaje sobre hielo y por los deportes minoritarios así como por los jóvenes que tanta ilusión ponen en su práctica. Y para brindar, una copa de vino de Bodegas Emilio Moro que patrocinará durante 2016 a la patinadora madrileña Sara Hurtado.

Poder contribuir desde Bodegas Emilio Moro a que estos deportistas puedan progresar es algo que a nosotros como empresa nos ilusiona y forma parte de nuestro ADN puesto que la responsabilidad social es uno de los tres pilares fundamentales de nuestra filosofía”, aseguró José Moro, presidente de Bodegas Emilio Moro.

Dedicada al patinaje artístico desde los 8 años, la patinadora madrileña de 23 años empezó a despuntar en 2008 compitiendo en pareja e hizo historia al calificarse por primera vez en la historia para unos Juegos Olímpicos representando a España en Sochi 2014, donde finalizó en 13ª posición. Por su esfuerzo y talento y por compartir con la Bodega valores como la pasión, el esfuerzo y la superación, Sara Hurtado contará con el respaldo de Bodegas Emilio Moro para afrontar sus próximos retos: el Campeonato de Europa de patinaje artístico en Ostrava (República Checa) en enero de 2017 y los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018.

bodegas emilio moro

 

Patinaje sobre hielo

una actividad completa cargada de beneficios

Es una práctica deportiva saludable y divertida, una gran opción para aquellos que quieren mejorar la coordinación, el equilibrio y la concentración. No sólo fortalece los músculos del cuadro inferior como pudiera parecer, ya que para hacer determinados movimientos, como girar, frenar o cambiar de dirección, es necesario utilizar también el cuadro superior del cuerpo, desde la cadera hasta los hombros. Abdominales, brazos, espalda… forman parte de los músculos que intervienen en el patinaje. Fortalece el corazón, además de mejorar la circulación sanguínea y el sistema respiratorio.

Contribuye a mejorar el estado físico, aumenta la resistencia aeróbica, y desarrolla el sentido del equilibrio. Tu mente también se ejercita, pues necesitas concentración, cálculo del espacio y memoria, además de una correcta coordinación de movimientos. Con la ventaja añadida de que las articulaciones no sufren un desgaste con los golpes, ya que se trata de un deslizamiento en el que los pies apenas se separan del suelo, evitando las consecuencias de flacidez y celulitis como otras actividades fisicas que lo provocan.

En el patinaje sobre hielo es importante tener la suficiente fuerza para poder desplazarnos sin caernos. Para conseguir esto hay que mantener la espalda siempre recta, algo que conseguiremos mediante la contracción abdominal, la flexión de los hombros y la correcta colocación de las piernas. De esta manera estamos implicando a numerosas partes del cuerpo en el ejercicio. Mejora la coordinación, ayuda a alinear la postura, tonifica las piernas y glúteos.

Ayuda a bajar de peso. En media hora se queman alrededor de 300 calorías. El patinaje sobre hielo requiere para muchos de sus movimientos una fuerza repentina. A esto se le conoce como ejercicios explosivos, en los que para su ejecución se necesita mucha energía y fuerza. Es tan ameno y exige tal concentración que la sensación del esfuerzo realizado es menor, aunque la actividad física sea importante.

Es un deporte que puede ser realizado por personas de todas las edades y, además, se puede practicar en familia o con el grupo de amigos. En España existen numerosas pistas a las que se puede acudir tanto para patinar como diversión en el tiempo libre, como para asistir a cursos en los que aprender la técnica.

Deja tu comentario

Da una calificación