La depilación púbica integral conlleva riesgos

La depilación púbica integral conlleva riesgos

Usuarios

 

Mientras las “ingles brasileñas” o la depilación genital masculina ganan adeptos, los especialistas defienden la cantidad justa de vello como medida higiénica.

El dermatólogo Ramón Grimalt, de la AEDV (Academia Española de Dermatología), defiende la necesidad de mantener el vello íntimo y alerta sobre el peligro de la tendencia de depilarse las zonas íntimas en su totalidad, argumentando que favorece el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

El pelo del cuerpo está pensado para proteger: el de la cabeza para evitar las quemaduras solares y golpes, el de las cejas y las pestañas para paliar los traumatismos y las motas en los ojos y los párpados y el púbico para mantener a raya las heridas, los golpes genitales y las infecciones durante las relaciones sexuales. Para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual debemos mantener el vello púbico. “El preservativo sólo protege una pequeña parte de dicho riesgo”, opina Grimalt.

«Si uno usa de forma adecuada el preservativo y mantiene el pelo púbico sin rasurar, el riesgo de contagio de condilomas genitales causados por el virus del papiloma humano (HPV) es casi cero. Desde la última moda de depilación púbica en ambos sexos, los dermatólogos asistimos impotentes a un aumento alarmante de las enfermedades de transmisión sexual entre los jóvenes«.

El pelo púbico tiene una función protectora contra el roce inevitable durante las relaciones sexuales. Si los dos sujetos presentan un pubis sin pelo, cualquier infección que se encuentre encima de la piel de uno de ellos pasará indefectiblemente al compañero sexual.

maniquíes-american-apparel-03

la cadena de ropa American Apparel exhibió en sus escaparates neoyorquinos
modelos desnudas con un abundante vello púbico

El preservativo no protege la zona púbica. Si la depilación es del mismo día o el anterior, la piel aún esta irritada y esto favorece la transmisión de las infecciones. Si el pelo ha sido afeitado hace dos o tres días, aquellos pelos actúan como mini cuchillas que rascarán y herirán la piel del compañero sexual con el inevitable vaivén del acto sexual.

Condilomas por depilación. Las pequeñas heridas que se producen encima de la piel púbica permiten a los microorganismos penetrar y crear una infección, condilomas (verrugas, papilomas), herpes, hongos, tiñas, etc. «Es necesario que uno de los dos miembros de la pareja mantenga el pelo en la zona central del pubis para evitar el roce directo de piel contra piel en la zona. En el área lateral del pubis no existe un riesgo tan alto de contagio, por el menor roce. Podemos recortar el pelo, no supone ningún riesgo«.

1 comentario

  1. ¡No a la depilación! ¡Viva el pelo! ¡Podemos ser muy bellas con nuestro vello!

Deja tu comentario

Da una calificación