Nuevo centro de medicina estética Cristina Álvarez

Nuevo centro de medicina estética Cristina Álvarez

 

Con las últimas novedades, entre ellas la nueva línea de cosméticos Heaven, el veneno de abeja demandado por los famosos y que ya utilizan Kate Middleton, Victoria Beckham, Gwyneth Paltrow, Claudia Schiffer y las hermanas Minogue, abre sus puertas un nuevo centro Cristina Álvarez, en la calle Potosí número 7 de Madrid.

 

 

En este nuevo centro, además del aliado misterioso de los famosos (que no es otro que el veneno de abeja Bee Venom, de la prestigiosa esteticista británica Deborah Mitchell), también encontraremos tratamientos como Sugar Push Up, firma personal de Cristina Álvarez basada en aceites esenciales microencapsulados en azúcar y que se aplica mediante un masaje neumático que cumple la función de vacum pero que resulta extremedamente más dulce y menos agresivo.

Además, las últimas tendencias en nutricosmética, diagnóstico facial y los tratamientos corporales más prestigiosos como adipoablatedermoescultura 3D o Cyclone.

El nuevo centro de Potosí cuenta además con una sala de eventos destinada a la realización de workshop, presentaciones, talleres, etc. y que ya se ha estrenado con un workshop de implante capilar y un showroom de aparatología con todo el material necesario para realizar la exposición, desde el punto de vista médico-estético hasta la infraestructura necesaria para llevarla a cabo.

 

EMPRENDEDORA EN PLENA CRISIS

Cristina Álvarez es una madrileña emprendedora que en tiempos difíciles ha conseguido adaptar la estética y el mundo de la belleza a todos los bolsillos.

En tan solo 8 años ha pasado de trabajar para sí misma a contar con más de 80 empleados, el 98% mujeres, 9 centros, 2 cadenas de belleza, la distribuidora Dibea Estetic y la agencia de comunicación Dibea Creativos. Ha recibido el Premio a Mejor Emprendedora y Modelo de Negocio en Salón Look 2013 y la “Q” de Calidad que otorga TheQHair.

 

CRECER EN TIEMPOS DIFÍCILES

Tras su período de formación y después de trabajar por cuenta ajena, en mayo de 2005 puso en marcha su primer centro de estética en Madrid. El trato cercano con el cliente y su preocupación por contar siempre con los últimos adelantos se convirtieron en su seña de identidad.

La propia demanda animó a Cristina no solo a seguir adelante en un momento tan delicado como el actual, sino a crecer. Un auténtico reto en plena crisis. Y así nació el segundo Centro de Estética de la calle Ayala y a los pocos meses su primer Centro Médico en la calle Montesa. De manera paralela creó una nueva línea, Centros Élite, que ya cuenta con cuatro centros de estética en la capital. Debido al gran número de clientes que le llegan de distintas provincias de España, no descarta abrir en otras zonas del país.

Más allá de los centros, en 2012 Cristina Álvarez puso en marcha Dibea Estetic, su propia distribuidora de aparatos tecnológicos de última generación, que cuenta de manera paralela con escuela de formación. Su último reto ha sido Dibea Creativos, una agencia de comunicación especializada en el mundo de la estética. Su objetivo es analizar y ayudar a otros centros a mejorar para salir adelante.

Cristian Álvarez, en el centro, con parte de su equipo

 

Si te gustó este tema, igual también te interese:

Deja tu comentario

Da una calificación