Síndrome postvacacional ¿hasta cuándo dura?

Síndrome postvacacional ¿hasta cuándo dura?

 

Hablamos mucho del síndrome postvacacional el día 1 de septiembre pero a mí, personalmente, cuando me llega es pasada esa primera etapa de la emoción de reencuentro con ‘los viejos amigos’, el relato de las vacaciones entre los compañeros, la muestra de fotos, la sensación de que con el buen tiempo todavía queda algo por rascar…

Para mí, el verdadero ‘trauma’ llega cuando ya no hay nada nuevo que decir, ni hacer, cuando he guardado el biquini en el último rincón del altillo y veo cómo mi armario se va volviendo gris y cámel poco a poco, los días se acortan, el reloj suena cada mañana a la misma hora, y la vuelta a casa caída la tarde me recuerda que aun quedan muchos meses por delante para que esa situación cambie.

 

OPINIÓN EXPERTA

La vuelta al trabajo después de las vacaciones de verano puede llegar a convertirse en un motivo de angustia para muchas personas. El Dr. Miquel Casas, miembro de TopDoctors.es, nos explica que “se trata de un Trastorno Adaptativo en el que la persona responde con sintomatología clínica a un estresor específico, la vuelta al trabajo. Esto ocurre porque viene de un periodo de descanso y no se ve capaz de responder al alto número de demandas que supone la vuelta al trabajo. Habitualmente esta sintomatología desaparece en unas semanas, cuando el organismo consigue habituarse a responder a altas demandas”. Síndrome postvacacional Trastorno Adaptativo 

Se caracteriza por la aparición de malestar emocional que genera sintomatología ansiosa y depresiva, reduciendo el rendimiento habitual. “El organismo se ha relajado durante las vacaciones, durante el verano no respondemos a tantas demandas u obligaciones y nuestro organismo suele guiarse a las reglas de la satisfacción. Debemos entender que cuanto mayor sea la distancia entre el placer de las vacaciones y el estrés en la actividad laboral, mayor será la posibilidad de padecer estrés postvacacional”.

¿Cual es tu nivel de estrés laboral?

“Puede aparecer con muy diferentes intensidades, habitualmente se da somnolencia diurna, apatía, incapacidad de concentración, malestar físico que suelen incluir cefaleas y alteraciones gastrointestinales”. Los trabajos con altas exigencias que dejan poco margen de decisión al empleado y que no tienen un componente vocacional o alta motivación por parte del empleado, son los más proclives a sufrir este síndrome. También los trabajos que requieren de un trato frecuente con el público suelen ligarse a altos niveles de estrés post vacacional. Tal y como nos indica el especialista “el Síndrome Postvacacional es un reflejo del estrés laboral y nos está indicando que algo anda mal en el trabajo”.

Consejos que te pueden ayudar

  • Planificar adecuadamente las tareas laborales.
  • Tener una visión global de todas las acciones que deberemos llevar a cabo y programarlas a lo largo del día en función del nivel de energía y humor que disponemos.
  • Adaptar rápidamente las actividades extra laborales a la rutina típica del período laboral.
  • Hacer ejercicio físico.

Si aún con estos consejos, continúa un elevado nivel de malestar en la readaptación a la vida activa, no remitiendo los síntomas después de dos o tres semanas, habría que considerar preguntar a un especialista.

 

Si te gustó este tema, puede que también te interese:

 

Deja tu comentario

Da una calificación