Recupera el volumen perdido… en tu rostro

Recupera el volumen perdido… en tu rostro

 

Sculptra es un medicamento que, aplicado en la piel mediante finas agujas, logra resultados increíbles para eliminar la flacidez facial y las arrugas. No es un tratamiento nuevo pero ahora se utiliza con mejores resultados gracias precisamente a que lleva 30 años en el mercado.

No tiene efecto relleno tal cual porque lo que hace es restaurar los volúmenes naturalmente, es decir ayuda a la creación de colágeno que con el paso de los años a la piel le cuesta fabricar por sí misma. Y este colágeno es el que se encarga de volver a poner las ‘cosas en su sitio’, reposicionando el óvalo a su lugar de origen.

 

ENVEJECIMIENTO FACIAL

A partir de los 30 años en nuestro rostro comienzan a ser visibles los signos del paso del tiempo. El envejecimiento facial empieza a manifestarse  a través de cambios en diferentes tejidos: hueso, músculo, compartimentos de grasa, piel. El hueso se vuelve más poroso dando lugar a pérdida de volumen en diferentes áreas.

La grasa se comporta a su antojo también en nuestra cara dejando algunas zonas con escasez y otras sobrada de ella provocando que la piel se vea más fina, más seca, menos elástica, propensa a las arrugas y la flacidez.

La pérdida de colágeno es un factor clave en el proceso de envejecimiento porque vuelve la dermis más fina. Esto genera una pérdida de elasticidad dando lugar a la flacidez. Empiezan a aparecer arrugas de expresión y surcos.

 

SOLUCIONES DE LARGO RECORRIDO

El proceso de envejecimiento no se puede detener, pero sí recuperar el volumen perdido con sculptra, un material inyectable biodegradable y biocompatible, formado por Ácido poliláctico, que no necesita test de alergia. Estimula naturalmente las células para producir su propio colágeno que se integra con el tejido del propio paciente, regenerando el volumen perdido.

Fotos antes del tratamiento y 20 meses después de la primera inyección.
Fotos reales sin retocar.

Progresivamente, a medida que pasan los días, se observa una mejoría general en el rostro sin la sensación de haberse realizado un tratamiento de estética o de estar retocado. Nada más inyectarse (desde 350 €/s.) se nota un aspecto de relleno, el que aporta el propio producto, pero con el paso de los días el ‘falso relleno’ desaparece y lo que queda es su  capacidad para crear un nuevo colágeno natural que será el encargado de reposicionar el rostro.

El resultado es un aspecto renovado, más juvenil y natural, de ‘buena cara’, restaurando el contorno primitivo y suavizando las arrugas y surcos. La diferencia con los rellenos convencionales es que éstos se aplican en zonas localizadas para atenuar arrugas y líneas de expresión, pero no redibujan el óvalo. Sculptra mejora la base estructural devolviendo de forma natural, consistencia y dureza propia de una piel joven.

 

LA OPINIÓN EXPERTA

El Dr.  Antonio Licitra comenta que “no hay tratamiento similar que sea tan efectivo, ya que otros, tales como la radiofrecuencia, no logran apenas un 10% de mejoría en relación a lo logrado con Sculptra. No es un material de relleno, sino un medicamento que estimula directamente el colágeno dérmico y tanto el tratamiento como sus resultados son muy naturales. Logra mejorías faciales lentamente. El protocolo de tratamiento incluye tres sesiones, una cada mes, y al tercer o cuarto mes de comenzado, los resultados se empiezan a notar. Realizando un mantenimiento de una sesión cada 6 o 7 meses, logramos mantener indefinidamente ese rostro fresco, renovado, sin flaccidez.

 

 

 

 

1 comentario

  1. Yo en mi consulta no realizo el rejuvenecimiento facial o corporal inyectando nada, es mucho más sencillo y natural realizar una única sesión con ThermageCPT cada tres años para mantener la imagen joven de siempre.

Deja tu comentario

Da una calificación