Caída capilar femenina, cada día más frecuente

Caída capilar femenina, cada día más frecuente

 

Lamentablemente, la caída del cabello ha dejado de ser un problema exclusivo del hombre. La alopecia femenina se ha disparado en los últimos años. El déficit nutricional, el estrés, los cambios hormonales, los problemas autoinmunes, son algunas de las causas que provocan este problema que afecta cada día a más mujeres.

También, aunque en menor medida, factores como el envejecimiento, la genética e incluso la menopausia, inciden sobre la alopecia femenina.

Sus consecuencias van más allá de la estética. El impacto que puede producir la pérdida de cabello en la mujer, puede acarrearle graves problemas psicológicos asociados a la baja autoestima y a la depresión.

VOZ DE ALARMA

Un cabello crece desde el folículo piloso a una tasa promedio de poco más de 1 cm por mes y lo hace durante 2 a 6 años. Posteriormente hay un periodo de reposo, donde el pelo no crece y, finalmente, un periodo de caída dónde podemos perder entre 80-100 cabellos al día aproximadamente.

En condiciones normales, cuando finaliza el ciclo, un nuevo pelo inicia el proceso. Sin embargo, cuando el pelo no crece, se cae en exceso o se vuelve tan fino que no resiste un peinado diario, existe un problema de alopecia.

Caída capilar femenina

ALOPECIA FEMENINA

Principalemente, los cabellos de la primera línea se mantienen siempre normales, no hay entradas como en los hombres. Sin embargo, se cae todo lo que puebla la línea central del cuero cabelludo, aunque rara vez aparece una calvicie.

Tratamientos

Desde Clínica Bonome, Elizabeth García, doctora en Medicina Estética y experta en Tricología e Implantología capilar y directora de la clínica, nos cuenta que abordan el problema desde varios frentes, combinando terapias que van desde la farmacológica, hasta la microcirugía pasando por la tópica y subcutánea como la mesoterapia.

Suplementación oral. Depende de los resultados que se obtengan en el examen físico y analíticas complementarias, elementos necesarios para llegar a un diagnóstico adecuado.

Mesoterapia capilar. Consiste en inyectar directamente en el cuero cabelludo un producto compuesto generalmente por una combinación de aminoácidos, vitaminas y oligoelementos, entre otras sustancias. Se inyecta allí donde el cabello es más fino, clarea y tiende a caer con el fin de fortalecerlo desde su raíz. Es un tratamiento conservador a la vez que un buen post tratamiento después de un microimplante. No necesita anestesia.

Carboxiterapia. Este tratamiento infiltra por vía subcutánea dióxido de carbono cuyo uso terapéutico estimula la regeneración del cabello. Es ideal como método de prevención y conservación. No necesita anestesia.

Microimplante capilar. La técnica más empleada en mujeres es la de la Tira o técnica FUSS, ya que permite conservar el cabello largo. Con ella se extrae, una vez aplicada anesteisa local, una pequeña tira de cuero cabelludo de donde se extraen los folículos que luego se implantan en la zona alopécica. Con tratamientos adecuados de conservación se trataría de un método definitivo para la recuperación del cabello.

El número se sesiones y precios varían según la valoración médica.

 

Si te gustó este tema, puede que también te interese:

Y no te olvides compartirlo en tus redes:

Deja tu comentario

Da una calificación