Como sobrevivir a una ruptura en pleno verano

Como sobrevivir a una ruptura en pleno verano

 

Se acaba el verano ¡y el amor! ¿como sobrevivir al fin de las vacaciones cuando además, hemos terminado para siempre con nuestra pareja?

No, no es un plus de frivolidad lo que estamos contando, está demostrado que las vacaciones destruyen muchos matrimonios, en septiembre los divorcios se multiplican. Si empezaste la temporada single, es muy probable que hayas encontrado alguna compañía más allá de la amistad. Por desgracia, estas nuevas relaciones se dan en parajes alejados del entorno habitual, incluso aunque sea en tu lugar de residencia, o en el trabajo si te tocó seguir en la oficina, el ambiente es diferente, las personas están más relajadas, la pareja, los amigos, la familia, están desplazados, y los que se quedan están viviendo de un modo diferente al habitual. Los lazos se estrechan en esta época en cualquier situación y lugar pero… acabado el período estival, vuelta a la normalidad, todo acaba, y esa amistad especial que parecía iba a convertirse en algo más, se diluye.

En cualquier caso, sea un amor de verano o una relación de años, no hay nada peor que una ruptura (al menos es lo que pensamos cuando sucede); es en ese momento cuando el alter ego se transforma en una especie de Bridget Jones que llora por las esquinas al himno de ‘All by myself’ mientras devora un helado (o tarrinas infinitas). Pero es en estos momentos cuando es necesario decir ¡basta! salir a la calle, quedar con los amigos y divertirse, porque de nada sirve compadecerse y huir en la comodidad del hogar. Estas son algunas de las sugerencias a seguir tras una ruptura (que ojalá no necesites).

 

1. Recuperar la autoestima

La cosmética es tu ‘primera mejor amiga’ en estos casos en los que parece que todo se derrumba ¿será que no me ve lo suficientemente guap@? ¿Seré demasiado mayor para que me quiera? ¿Serán mis ojeras, mis bolsas, mis arrugas, mis…? No, no es nada de eso, simplemente es que se acabó el verano y los planes que teníais en común, pero nunca está de más darse un capricho beauty. Te hará sentir más atractiv@, te recordará que nada tienes que envidiar al resto de los mortales y comprobarás lo mucho que se ha perdido por dejarte y todo lo bueno que puedes ganar al estar libre como un pájaro. Mascarillas, sérums, esa crema súper hidratante, un buen aliado flash para recuperar tu mejor rostro después de una noche entera dándole vueltas a la cabeza. Todo vale con tal de que te haga sentir bien su compra y tú disfrutes de un momento de mimo contigo misma. ¡Ah! y además estarás radiante, que es tu estado habitual, pero tanto llanto y quebradero de cabeza ha dejado tu piel desvitalizada, con ojeras y arrugas más marcadas. Después de pasar un rato en la mejor compañía cosmética, verás que todo eso está resuelto.

 

2. Muévete

No hay mejor chute de energía que el ejercicio. Barceló Montecastillo nos recomienda una clase de Cardio tenis, una nueva actividad que combina lo mejor del tenis con ejercicios cardiovasculares, consiguiendo una tonificación total a nivel muscular y quemar hasta 500 calorías por sesión. Match point a la línea y al ex novio.

sobrevivir a una ruptura de verano

 

3. Borra su contacto

Espiar en las redes sociales no va a solucionar el problema, es más esta vena control freak lo único que hará es que te vuelvas más loca. Si ha subido una nueva foto, tiene un nuevo contacto, se ha conectado hace 10 minutos… Un infierno que no merece la pena sufrir.

 

4. ‘Sílvame’

Llama, grita si lo necesitas, tus amigo@s están ahí. Ya sea para desahogarse o para ir de cócteles. Al fin y al cabo ell@s son las que mejor te conocen a ti y a tu entorno y saben cómo animar en un segundo ¡Al rescate!

 

5. Lets go shopping

Comprarse ropa es siempre un buen plan y ¿qué mejor excusa que una ruptura para renovar el armario? Tira (o mejor dona) todo lo que te recuerde a tu ex y ve de tiendas. Si no presupuesto no pasa por su mejor momento, aprovecha las últimas rebajas para hacerte con lo que no pudiste comprar al inicio de temporada. Apuesta por los básicos, que no pasan nunca de moda y dan mucho juego. Un vestido corto negro, una blusa en tono nude, unas sandalias de tacón, o unas Espadrilles de Toro de Osborne. PVP: 69 €. Y si puedes permitírtelo, sé la primera en comprar esa prenda  fetiche del otoño.

 

6. Beauty siesta

Estos días son duros, se duerme poco, se le da muchas vueltas a la cabeza y esas horas de sueño hay que recuperarlas de alguna forma. Por ejemplo, después de comer. El inicio de la digestión nos aporta unos momentos de relax que invitan a echar una cabezadita. No te resistas. Será una cura de sueño para la piel que conseguirá reestablecer y sincronizar el cuerpo con sus biorritmos, alineando ámbitos como el mental, el físico y el emocional. La siesta es la cura perfecta para relajarse y aliviar tensiones.

 

7. Tratamiento beauty

Cosmética, amigas, deporte, compras, siesta… Remata tu plan ‘bye bye love’ con un tratamiento en cabina que te reequilibre los chacras, una manipedicura o un tratamiento capilar (sin cortes ni cambios de color por favor, ahora no es el momento, puedes arrepentirte después) para recuperar el brillo de tu melena castigada por el sol. Déjate mimar y disfruta la vida. No hay mal que por bien no venga y aunque parezca mentira una ruptura es un nuevo comienzo, así que… ¡lánzate a la aventura de ser libre!

Deja tu comentario

Da una calificación