Belleza Natural

Belleza Natural

 

 

Todos queremos ser naturales. Buscamos la belleza natural porque la naturaleza es bella. Pero creo que por natural muchas veces sólo entendemos juventud, primavera, plenitud. Como mucho verano. No vemos el otoño en nuestra piel y mucho menos el invierno como belleza natural.

En noviembre los árboles pierden sus hojas volviéndolas primero rojas, amarillas después. El invierno los convierte en esqueletos, sin vida, sin color, secos, arrugados. Es natural. Hay a quien le gusta esa visión, a mí me parece bella en cuanto a lo que significa: naturaleza, vida, desolación, nostalgia, esperanza, renovación, tristeza… Es cierto que no me inspira alegría, felicidad, juventud, jugosidad, calor, frescura…

belleza natural

Miguel. (respenda)

 

Belleza ¿qué es belleza? ¿Acaso serían bonitos esos árboles de otoño con una hojas de plástico verdes superpuestas hábilmente entre sus ramas? ¿Es más atractivo nuestro jardín cuando le colocamos unas rosas de plástico entre las ramas ralas de un rosal al que ni espinas le quedan?

Retoques muy naturales nos empeñamos todos en pedir a nuestro cirujano, médico-estético, esteticista o peluquero. Pero a veces queremos decir: ‘tan naturales como la primavera, como la rosa roja, en su máximo esplendor, como la fruta recién cortada…’ Y no nos damos cuenta de que a lo mejor un rojo anaranjado es lo más natural cuando somos muy jóvenes, pero sobre una piel apagada por la edad, arrugada por el uso, en definitiva envejecida por el tiempo como es natural, ese tono de pelo igual no sólo no embellece, quizá no es tan natural como pensamos.

Si la naturaleza ha plateado nuestras sienes, a lo mejor algo de razón tiene. A lo mejor basta cuidarnos como cuidamos nuestro jardín, limpiándolo, retirando las hojas secas, abonándolo como se merece, apreciando su belleza, mimándolo, dándole de comer y beber. Será increíblemente bello.

Belleza Natural

musaquontas.blogspot.com

No quiero decir con esto que nos abandonemos, que no hagamos uso de la cirugía, la cosmética o las técnicas de rejuvenecimiento. Hablo de saber lo que queremos. Un pelo azul como el de Lucía Bosé: personal, atractivo y diferente, original pero nunca natural, aunque en su caso muy favorecedor, o una belleza más tranquila y reposada, acorde al otoño o invierno de nuestras vidas.

Porque lo que tenemos que tener claro es que nunca, nunca, recuperaremos el esplendor de a juventud; sólo podemos potenciar la plenitud de la madurez. Y como en la naturaleza, la primavera resurgirá, pero en otro cuerpo y otra piel, en otras hojas y otra flor.

Pero nunca, nunca, te olvides de que Belleza eres tú.

 

Si te gustó este tema, puede que también te interese:

 

No te olvides compartirlo en las redes:

Deja tu comentario

Da una calificación